La tormenta tropical Sally, que tocó tierra el miércoles en Estados Unidos como un huracán categoría dos, está provocando inundaciones catastróficas y potencialmente mortales desde Florida hasta Alabama, según reportes de medios locales.

Fotos y videos de áreas costeras muestran árboles caídos, escombros, embarcaciones ligeras dispersas por las calles y severas inundaciones en lugares como Pensacola, Florida, donde una estación calculó una subida del nivel del agua de 5,5 pies (1,7 metros), de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Ríos desbordados

Las emergencias por inundaciones repentinas continúan en efecto mientras se realizan esfuerzos de rescate en partes del sureste de Alabama y el Panhandle de Florida, en tanto se pronostica que la tormenta podría arrojar hasta 880 milímetros de lluvia en algunos puntos.

El más reciente reporte del NHC indicó que a las 17:00, hora local en esta capital, Sally tenía vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora, y su centro se localizaba a 85 kilómetros al noroeste de Pensacola, y a 135 kilómetros al oeste de Dothan, Alabama.

La tormenta, que incrementó su velocidad de movimiento y se dirigía al norte noroeste a 11 kilómetros por hora, se trasladará a través del sureste de Alabama esta noche, y sobre Georgia y Carolina del Sur durante este jueves. El NHC añadió que Sally ya produjo totales de lluvia de 250 a 500 milímetros en partes de la costa del Golfo, donde las inundaciones ‘históricas y catastróficas, incluyen inundaciones generalizadas de ríos’.

En 4 horas recibieron la lluvia de 4 meses

Ron DeSantis, el gobernador de Florida, dijo que “se han realizado casi 600 misiones de búsqueda y rescate con las oficinas locales de alguaciles en los condados de Escambia, Santa Rosa y Okaloosa”. Solamente en el primero de esos lugares fueron rescatadas 377 personas que quedaron atrapadas en las inundaciones, según informó Jason Rogers, director de la agencia de seguridad pública del condado.

A Escambia pertenece la ciudad de Pensacola, donde la jefa de bomberos, Ginny Cranor, dijo que recibieron unos 760 milímetros, lo cual significa que registraron en cuatro horas el acumulado que podría esperarse en cuatro meses. Cranor añadió que una parte del puente Three Mile de la urbe sufrió daños significativos durante la tormenta, por lo que podría permanecer cerrado durante un mes o más tiempo.

La cadena de televisión CNN divulgó que los cortes de energía continúan aumentando a medida que Sally se aleja de la costa del Golfo, y precisó que más de 550 mil clientes estaban sin electricidad en Alabama y Florida.

Fuente: Prensa Latina, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.