[dropcap]L[/dropcap]a ciudad de Los Ángeles se convirtió la semana pasada en la mayor de EEUU que prohibe el uso de bolsas de plástico en supermercados con el objetivo de mejorar la calidad del ambiente de la región.

La medida fue aprobada en un pleno municipal por 13 votos a favor y solo uno en contra y supone un éxito para los activistas a favor de la calidad del agua y grupos ecologistas que se quejaban del impacto en el entorno causado por las bolsas de plástico una vez que terminaban en la basura, según informó Los Angeles Times.

Plaga plástica

El sector comercial tendrá seis meses para deshacerse de las bolsas de plástico y sustituirlas por bolsas de papel, por las que se cobrarán a los clientes 10 centavos de dólar.

Las bolsas de plástico ya han sido erradicadas de los supermercados de otras ciudades en California como San Francisco, San José, Long Beach o Santa Mónica, donde se incentiva a los consumidores a reutilizar sus propias bolsas de la compra.

Photobucket

Los movimientos ecologistas critican el uso de ese tipo de bolsas por considerar que el plástico se degrada muy lentamente y sus partículas químicas tóxicas terminan introduciéndose en la cadena alimenticia, al tiempo que consideran que el reciclaje, debido a su elevado coste, no es una solución.

La intención de los promotores de la prohibición de las bolsas de plástico en Los Ángeles es llevar la reivindicación al Gobierno de California para que se aplique la medida a nivel estatal.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.