Autoridades estadounidenses prohibieron esta semana nadar con los delfines giratorios de Hawái para proteger a estos animales nocturnos de las personas que buscan encuentros cercanos con ellos. Nadar con delfines es una actividad turística popular en Hawái. Varias empresas ofrecen recorridos que llevan a los nadadores a zonas frecuentadas por delfines con el objetivo de darles la oportunidad de meterse en el agua con estos mamíferos marinos.

La regla de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica bajo la Ley de Protección de Mamíferos Marinos prohíbe nadar o acercarse a 50 yardas (46 metros) de un delfín girador que se encuentre dentro de 2 millas náuticas (4 kilómetros) de la costa de las principales islas hawaianas. La regla se aplica a botes, canoas, tablas de remo, drones u otros objetos.

Es mejor dejarlos en paz

NOAA también está proponiendo una regulación que prohibiría ingresar a ciertas áreas entre las 6 a.m. y las 3 p.m. en partes de la Isla Grande y Maui que se consideran hábitats diurnos esenciales para los delfines giradores.

Los delfines giratorios cazan en aguas costeras durante la noche. Durante el día, utilizan áreas cercanas a la costa que tienen condiciones ambientales óptimas para socializar, criar a su descendencia, esconderse de los depredadores y descansar en preparación para la caza nocturna.

Los delfines giradores de Hawái reciben su nombre de su hábito de saltar en el aire y girar. Algunos científicos dicen que tal comportamiento no siempre es divertido y, en cambio, puede ser un intento de alertar a otros del peligro.

Fuente: https://phys.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.