El Gobierno de EEUU concedió este fin de semana a la petrolera británica BP permiso para volver a realizar operaciones de perforación petrolífera en aguas profundas, después del desastre producido por el vertido de crudo de 2010 en el Golfo de México.

La aprobación del plan de BP, realizado por la Oficina de Gestión de Energía Oceánica (BOEM, por sus siglas en inglés), es el primer paso para retomar las actividades de perforación pero aún debe recibir la luz verde de otra agencia federal, la Oficina de Seguridad Medioambiental.

Más riesgos

Las operaciones planeadas tendrán lugar a casi 2.000 metros bajo el nivel del mar, a mayor profundidad que las llevadas a cabo en la plataforma Deepwater Horizon cuando explotó en abril de 2010 provocando el mayor derrame de crudo de la historia de EEUU y 11 muertos.

La Administración de Barack Obama decidió declarar en mayo de 2010, un moratoria para la exploración petrolífera de seis meses que fue levantada en octubre del pasado año en medio de intensas presiones de la industria.

BP es responsable del vertido al mar de casi 5 millones de barriles de crudo.

El 30 de marzo de este año la agencia federal estadounidense otorgó la primera nueva licencia de perforación en el Golfo de México a la petrolera Shell.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.