Decenas de tornados devastadores arrasaron cinco estados de EEUU durante la noche del viernes, dejando más de 70 personas muertas el sábado en Kentucky, muchos de ellos trabajadores en una fábrica de velas, e infligiendo daños mortales en un enorme almacén de Amazon en Illinois. La ciudad de Mayfield, en el oeste de Kentucky, se redujo a «cerillas», dijo su alcalde.

La pequeña ciudad de 10.000 personas parecía postapocalíptica en las imágenes de drones publicadas por el cazador de tormentas Brandon Clement: cuadras de la ciudad niveladas, sin casi nada rescatable; casas y edificios históricos derribados hasta quedar reducidos a losas; troncos de árboles despojados de sus ramas; carros volcados en campos.

Devastación nunca vista

«Es indescriptible, el nivel de devastación es diferente a todo lo que he visto», dijo el gobernador de Kentucky, Andy Beshear, después de apresurarse hacia Mayfield. «Este será, creo, el sistema de tornados más mortífero que jamás haya atravesado Kentucky». Beshear dijo que estaba claro que el número de muertos en su estado ya estaba «al norte de los 70» y podría terminar «superando los 100 antes de que termine el día». Refiriéndose a la fábrica de velas, donde se derrumbó un techo, dijo: “Perdimos muchas vidas en esa instalación. Es una situación muy grave».

«Cuando salí del Ayuntamiento esta mañana, parecía … parecían cerillas», dijo Kathy O’Nan, alcaldesa de Mayfield. «Nuestras iglesias del centro han sido destruidas, nuestro palacio de justicia … está destruido, nuestro sistema de agua no está funcionando en este momento, no hay energía”, explicó.

«Parece que ha estallado una bomba en nuestra comunidad», dijo a la AFP Alex Goodman, residente de Mayfield de 31 años. «La fuerza del viento y la lluvia fue increíble». El tornado que azotó Mayfield se había extendido por el suelo durante más de 321 km en Kentucky y por 365 km en total, dijo Beshear.

Embate de 30 tornados

Anteriormente, el tornado más potente sobre suelo estadounidense fue una tormenta de 352 km en Missouri en 1925. Potente y devastadora, como suelen ser las tormentas de larga trayectoria, se cobró 695 vidas. En una medida del impresionante poder de esta tormenta, cuando los vientos descarrilaron un tren de 27 vagones cerca de Earlington, Kentucky, un vagón voló 200 metros cuesta arriba y otro aterrizó en una casa, aunque nadie resultó herido.

Los informes sitúan el número total de tornados en la región en alrededor de 30. Al menos ocho personas murieron en otros estados azotados por la tormenta, incluidas dos en las instalaciones de Amazon en Illinois. En Arkansas, al menos una persona murió cuando un tornado «prácticamente destruyó» un hogar de ancianos en Monette, dijo un funcionario del condado. Otra persona murió en otra parte del estado.

Cuatro personas murieron en Tennessee, mientras que una murió en Missouri. El presidente Joe Biden habló con los gobernadores de los cinco estados y dijo que el enorme sistema de tormentas había causado una «tragedia inimaginable». Prometió proporcionar toda la ayuda federal necesaria. La Cruz Roja Estadounidense dijo que estaba trabajando para brindar ayuda en los cinco estados.

Zona cero

Al menos cuatro condados de Kentucky quedaron devastados, y los funcionarios describieron a Mayfield como «zona cero». El gobernador declaró el estado de emergencia y dijo que se habían desplegado decenas de oficiales de búsqueda y rescate junto con la guardia nacional.

Más de medio millón de hogares en varios estados se quedaron sin electricidad, según PowerOutage.com. Cuando otro tornado golpeó un almacén de Amazon en la ciudad de Edwardsville, en el sur de Illinois, reduciendo gran parte a escombros, alrededor de 100 trabajadores quedaron atrapados en el interior.

Cientos de trabajadores se apresuraron a rescatar a los empleados atrapados o lesionados, que estaban en el turno de noche procesando las órdenes antes de Navidad. Dos murieron, informaron medios locales. El portavoz de Amazon, Richard Rocha, dijo que la seguridad de sus trabajadores era la «máxima prioridad» de la compañía, y agregó: «Estamos evaluando la situación y compartiremos información adicional cuando esté disponible».

Los científicos han advertido que el cambio climático está haciendo que las tormentas sean más poderosas aumentando su frecuencia. Sin embargo, los brotes de tornados en esta región son raros en diciembre.

Fuente: https://phys.org, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.