Joe Biden planea cancelar el permiso para el proyecto del oleoducto Keystone XL de $9 mil millones como uno de sus primeros actos como presidente. La medida podría ser tomada durante el primer día de gobierno según una fuente cercana a la nueva administración.

Donald Trump había hecho de la construcción del oleoducto una promesa central de su campaña presidencial. Biden, quien asumirá mañana miércoles, era vicepresidente de la administración Obama cuando rechazó el proyecto por considerarlo contrario a sus esfuerzos por combatir la crisis climática.

Oposición de ambientalistas y pueblos indígenas

Las palabras «rescindir el permiso del oleoducto Keystone XL» aparecen en una lista de acciones ejecutivas que probablemente se programarán para el primer día de la presidencia de Biden, según un informe anterior de Canadian Broadcasting Corporation. Biden había prometido previamente eliminar el permiso presidencial del oleoducto si llegaba a la presidencia.

El proyecto, que trasladaría petróleo de la provincia canadiense de Alberta a Nebraska, se había visto retrasado por cuestiones legales en Estados Unidos. También enfrentó la oposición de los ambientalistas y pueblos indígenas que buscaban frenar la expansión de la explotación de arenas petrolíferas de Canadá oponiéndose a nuevos oleoductos para trasladar su crudo a las refinerías.

La embajadora de Canadá en Estados Unidos dijo que continuaría promoviendo un proyecto que, según dijo, encajaba con los planes ambientales de ambos países. “No hay mejor socio para Estados Unidos en la acción climática que Canadá mientras trabajamos juntos por la transición verde”, dijo Kirsten Hillman en un comunicado.

Resistencias desde Canadá

El primer ministro de Alberta, Jason Kenney, dijo en Twitter que la cancelación eliminaría puestos de trabajo, debilitaría las relaciones entre Estados Unidos y Canadá y socavaría la seguridad nacional estadounidense al hacer que el país dependa más de las importaciones de petróleo de la OPEP.

TC Energy Corp, que opera el gasoducto, dijo que alcanzaría cero emisiones netas para 2023 cuando entre en servicio. La compañía también se comprometió a utilizar solo fuentes de energía renovables para 2030 en un intento por ganar el apoyo de Biden.

La construcción está en marcha en Canadá, con el cruce fronterizo internacional completo. En los EEUU, TC ha comenzado la construcción de estaciones de bombeo en cada uno de los estados por los que pasará la línea, pero los reveses legales le costaron gran parte de la temporada de construcción de 2020.

Barack Obama eliminó el proyecto en 2015, diciendo que Canadá obtendría la mayoría de los beneficios económicos, mientras que el proyecto aumentaría las emisiones de gases de efecto invernadero. Trump emitió un permiso presidencial en 2017 que permitió que los planes avanzaran, y varios grupos ambientalistas y pueblos indígenas demandaron al gobierno de Estados Unidos.

Fuente: https://www.theguardian.com, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.