Las lluvias torrenciales que afectaban ayer el estado de Texas (EE.UU.) han dejado carreteras cortadas y a más de 19.600 personas sin suministro eléctrico, informaron los medios locales.

Las fuertes lluvias, que en el área de Houston han dejado más de doce centímetros de agua en el suelo, obligaron a cortar la carretera estatal 288, que une Houston con Freeport.

Contraste climático

El Servicio Nacional Meteorológico estadounidense dijo que las lluvias persistirían durante todo el día y advirtió de las posibilidades de que se ocasionaran tornados en los condados de Brazoria y Galveston.

En la ciudad de Katy, la tormenta provocó fuertes vientos y nubes en forma de embudo que además dejaron granizo. El Departamento de Bomberos de Houston recibió numerosas llamadas de usuarios que se encontraban atrapados por el agua estancada en las carreteras de la capital, pero no se han reportado heridos.

Las lluvias se producen después de que el año pasado fuera el más seco registrado en la historia de Texas, cuyo récord de sequía databa de 1917, mientras que el estado tuvo su segundo año más caluroso, ligeramente por debajo de los datos de 1921.

El Servicio Forestal de Texas informó de que esta situación ha acabado con millones de árboles y los científicos insisten en que también afecta a varias especies animales.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.