Cuatro personas han muerto como consecuencia de un incendio de múltiples focos en el estado de Texas avivado por los fuertes vientos de la tormenta tropical Lee. Uno de los fuegos sigue avanzando sin obstáculos en una zona ganadera afectada por la sequía.

Los bomberos no cesan las labores para extinguir las llamas que llegan tras la mayor sequía que ha sufrido el estado en medio siglo. El fuerte viento hace que sea imposible controlar el fuego. Las llamas han destruido más de mil viviendas y 40.500 hectáreas de terreno han ardido mientras que unos 5.000 habitantes han sido evacuados de esta región.

El Servicio Forestal de Texas ha identificado 35 focos en todo el estado, avivados por la baja humedad relativa y los fuertes vientos de Lee, que empezó como tormenta tropical, pero ya ha descendido a la categoría de depresión.

Fuente: RT, BBC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.