White Oak Conservation ha comenzado la construcción de un nuevo santuario de 1.000 hectáreas para elefantes asiáticos. La mayoría de estos elefantes viajaron anteriormente por todo EEUU con los circos Ringling Bros. y Barnum & Bailey, hasta que se retiraron en 2016.

Treinta elefantes serán liberados en el refugio del noreste de Florida, propiedad de los filántropos Mark y Kimbra Walter, tan pronto como esté listo. Las primeras liberaciones se realizarán en 2021. Diecinueve de estos elefantes nacieron en Estados Unidos.

Un ambiente hecho a la medida de los elefantes

«Los elefantes son animales majestuosos e inteligentes, y están en extrema necesidad», dijo Kimbra en un comunicado enviado a al portal de noticias World Animal News, «Durante tanto tiempo, los humanos han diezmado los hábitats nativos, cazado furtivamente y sacado a estos animales de su hogar natural. Nuestra familia está comprometida con mejorar la vida de los elefantes y garantizar la supervivencia de esta especie en la naturaleza”, afirmó Mark.

Dentro de las casi 7.000 hectáreas del White Oak Conservation, nueve áreas interconectadas se abrirán para los elefantes. Cada área incluirá una variedad de tipos de vegetación y hábitat para que los elefantes elijan, incluidos humedales, prados y bosques.

Estos hábitats darán a los elefantes un buen espacio para deambular, hacer ejercicio y alimentarse. La filosofía de White Oak es adaptarse al comportamiento natural y los vínculos sociales lo más cerca posible. Los grupos familiares estarán juntos, con las crías y sus madres en las mismas áreas siempre que sea posible.

El santuario contará con once pozos de agua, cada uno lo suficientemente ancho y profundo para que los elefantes chapoteen y se diviertan. Se construirán tres graneros dentro del complejo específicamente para satisfacer las necesidades de los elefantes. Estas instalaciones serán de fácil acceso para los elefantes y estarán equipadas con equipo veterinario de alta tecnología.

Protección de especies en peligro

“Los elefantes asiáticos están en peligro de extinción en la naturaleza”, explicó la veterinaria Michelle Gadd, quien lidera los esfuerzos de conservación global de Walters. “Solo de 30.000 a 50.000 elefantes permanecen en estado salvaje en menos del 15% de su rango histórico. Donde sobreviven, continúan amenazados por la degradación y fragmentación del hábitat, el conflicto con los humanos y la caza furtiva».

Walter Conservation se compromete a llevar la educación y concienciación sobre los elefantes a la próxima generación de conservacionistas a través de sus programas educativos y de capacitación de clase mundial, en persona y de forma remota. En 2019, más de 1,600 estudiantes visitaron White Oak y participaron en programas educativos. White Oak, que forma parte de Walter Conservation, es un centro único en su tipo para la conservación y el cuidado de especies en peligro de extinción y amenazadas.

Hasta ahora, su filantropía apoya varias áreas en América del Norte y África, protegiendo importantes poblaciones silvestres de elefantes africanos, rinocerontes, leones y muchas otras especies. El enfoque de Walter Conservation es proteger y preservar grandes áreas silvestres, proporcionar seguridad y gestión de la vida silvestre, colaborar con los residentes locales y los gobiernos de los países anfitriones e invertir en empresas sostenibles.

Fuente: https://worldanimalnews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.