Miles de aves, peces y otras especies marinas muertas constituyen hoy el daño más evidente de una intensa presencia de algas tóxicas en el suroeste del estado norteamericano de Florida, según reportes de medios de prensa. El fenómeno, conocido como marea roja, ocupa actualmente unos 240 kilómetros y está afectando a comunidades desde Naples, en el sur, hasta la isla Anna María, en el norte, cerca de Tampa.

Según el Instituto de Investigación de Vida Silvestre de Florida, la cantidad de casi 300 tortugas muertas y varadas es unas tres veces mayor que el promedio en condiciones normales. Por ejemplo, en Bradenton Beach, el terrible olor por la descomposición de los organismos resulta imposible de ignorar, comentó Alex Kuizon, un residente de Holmes Beach, al diario Sun Sentinel.

La más intensa hasta ahora

La marea roja se produce una vez al año en estas costas del Golfo de México y ha sido un fenómeno natural durante siglos, pero, según los habitantes y turistas, nunca había sido tan intensa como ahora. La mayor concentración de marea roja se ha registrado en los condados de Sarasota, Charlotte, Lee y Collier, pero en el de Pinellas, más al norte, también proliferan estas tóxicas microalgas.

“Del 7 al 12 de agosto recuperamos 11 delfines de nariz botella fallecidos en la costa del condado de Sarasota”, precisó Hayley Rutger, vocera del laboratorio marino independiente MOTE. Comentó que uno de esos mamíferos encontrados formaba parte de los 170 ejemplares estudiados por la institución durante más de 40 años en la Bahía de Sarasota.

‘Habíamos registrado un año récord de nuevos nacimientos de delfines, pero tememos que las cosas estén cambiando’, expuso la portavoz. A juicio de fuentes especializadas, la marea roja produce unas toxinas que enferman y matan a los peces y otras especies, e incluso pueden afectar también a los seres humanos.

Exceso de nutrientes en el agua

El exceso de algas absorbe grandes cantidades de oxígeno en el agua y, como consecuencia, destruye la vida marina por asfixia, recogió el diario Naples News-Press. Informes sobre la marea roja de noviembre de 2017 contabilizaron hasta 400 tortugas varadas y muertas en las playas de los condados de Lee, Collier, Charlotte y Sarasota, agregó este rotativo.

Medios locales han indicado que cuadrillas y camiones de limpieza están trabajando ya en las playas de los condados afectados para eliminar la presencia de peces muertos. La gran mayoría de los peces muertos han sido recogidos ya, según el canal local 10 News, pero las autoridades han advertido a los bañistas que los niveles de marea roja en aguas del Golfo de México hacen poco seguro bañarse por ahora.

Los expertos apuntan que una cantidad excesiva de nutrientes procedentes del interior de Florida que a través de los ríos descargan en el Golfo de México pueden hacer que este año sea “más persistente la presencia de algas”. Sin embargo, añadió Local 10, “no se ha establecido una firme relación entre la polución por nutrientes y la persistencia de la marea roja”, que presenta concentraciones de hasta un millón de organismos de “Karina brevis” por litro de agua en la costa que va desde Sarasota hacia el sur.

Fuente: Prensa Latina, EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.