A comienzos de esta semana se ordenó la evacuación de decenas de miles de hogares en el condado de Orange, California, ante la llegada de un nuevo incendio forestal, dijo la Autoridad de Bomberos del condado en una alerta a los residentes.

El incendio “Silverado”, impulsado por el viento estalló el lunes temprano y no pudo ser contenido, dijeron las autoridades. Los medios locales informaron que el fuego se expandió más allá de 2.900 hectáreas. La empresa de servicios públicos Southern California Edison dijo que su equipo está siendo investigado como una posible fuente del incendio.

Decenas de miles de personas evacuadas

Se ordenó la evacuación de unos 90.800 residentes de sus hogares en la ciudad de Irvine y sus alrededores, ya que el fuego se extendió sin control a través de la maleza reseca por la sequía en los cañones y laderas de las montañas de Santa Ana al sur de Los Ángeles, dijeron las autoridades.

No se informó inmediatamente de pérdidas de propiedad. Pero dos bomberos de entre unos 500 miembros del personal que luchaban contra las llamas con excavadoras y herramientas manuales fueron hospitalizados con quemaduras graves, dijeron las autoridades.

Un segundo incendio en el condado de Orange, el incendio de Blueridge, estalló más tarde cerca de Yorba Linda y ha carbonizado aproximadamente 485 hectáreas, dijo la autoridad de bomberos del condado, Thanh Nguyen.

Líneas eléctricas entre las principales causas de los incendios

Southern California Edison informó que cortó la electricidad a 21.000 hogares y negocios como medida de precaución ante los elevados riesgos de incendio que plantean los peligrosos vientos. A cientos de millas de distancia, Pacific Gas and Electric Company (PG&E) dijo que había cortado el suministro eléctrico a más de 350.000 de sus clientes por la misma razón.

Las líneas eléctricas dañadas por el viento han sido implicadas en causar docenas de devastadores incendios forestales en California en los últimos años, y las empresas de servicios públicos han recurrido cada vez más a tales “cortes de energía por seguridad pública” para reducir el riesgo.

Más al este, en Colorado azotado por la sequía, una tormenta ártica que arrasó las Montañas Rocosas durante el fin de semana arrojó de 15 a 40 cm de nieve en los dos incendios forestales más grandes en la historia de ese estado. “La nieve ha mejorado nuestras posibilidades de contenerlos, pero todavía estamos muy lejos”, dijo Larry Helmerick, portavoz del Centro de Coordinación del Área de las Montañas Rocosas.

Los peores incendios en décadas

El último brote de fuegos culmina un verano de actividad récord de incendios forestales en California avivado por episodios cada vez más frecuentes y prolongados de calor extremo, sequía, viento y tormentas eléctricas secas que los científicos señalan como consecuencia del cambio climático.

En lo que va de año, los incendios han quemado más de 16.500 kilómetros cuadrados, el equivalente a la masa terrestre del estado de Hawai, con miles de hogares destruidos y 31 vidas perdidas.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.