Una granja familiar en Cookville, Texas, ha pasado con éxito de criar pollos como alimento a cultivar cáñamo. Mercy For Animals, una organización internacional sin fines de lucro dedicada a la protección de los animales, apoyó a la granja durante la transición.

Es parte de la iniciativa «TransFARMation» de la organización benéfica, que ayuda a los agricultores a actualizar sus modelos de cría de animales a los basados ​​en plantas. «Cuando se hizo obvio que el negocio no tenía sentido financiero, decidimos tomar la iniciativa y cerrar los gallineros y buscar algún tipo de opción diferente», dijo el difunto Bo Halley, quien dirigió durante muchos años la granja.

Una planta con múltiples usos

Halley había criado pollos desde que tenía 14 años. Durante treinta años, la familia crió seis grupos de pollos por año, con 192.000 aves en cada grupo. Además de las dificultades financieras que surgieron con la avicultura, la familia sufrió lesiones y complicaciones de salud debido a su trabajo en gallineros abarrotados. En una oportunidad, Halley necesitó una amputación parcial de su dedo después de desarrollar una infección por el contacto con un pollo contaminado.

«Decidimos que cultivaríamos cáñamo y pasaríamos de matar animales a cultivar algo, de destruir cosas a crear cosas», dijo. El cáñamo es una variedad no psicoactiva del cannabis y tiene múltiples usos, entre los que destacan la fabricación o elaboración de ropa, comida, casas, muebles, aceite nutritivo, forraje para animales, biomasa para calefacción, jabón, champú, aislantes, plásticos, pinturas y barnices, combustibles y lubricantes, campos de cultivo para purificación de agua y enriquecedor de suelo.

Además, es importante mencionar que de acuerdo al BoletínAgrario “una hectárea de cáñamo puede producir el doble de fibra que una de algodón, y la fibra de cáñamo requiere menos productos químicos durante su procesado. Por otro lado, el cáñamo no requiere los numerosos pesticidas que se utilizan para crecer el algodón y que estropean los suelos”.

Importante apoyo

Con el apoyo de Mercy For Animals, la familia Halley plantó su primer acre de cáñamo en julio de 2020. Menos de tres meses después, en octubre, se preparaban para cosechar por primera vez. Leah Garcés, presidenta de Mercy For Animals, estuvo en el lugar para ayudar a cosechar las plantas.

“Esta es la primera TransFARMation exitosa”, dijo en ese momento. «Hay 12 gallineros, y solían albergar a decenas de miles de animales que sufrían, y ahora van a producir cáñamo en su lugar”.

“Quiero que los agricultores sepan que estoy realmente con ellos. Sabes, realmente me voy a ensuciar las manos. Voy a sudar. Voy a trabajar duro para que los gallineros se conviertan en algo con lo que puedan ganar dinero, que pueda sostener la tierra y sus familias». La primera cosecha fue un momento «hermoso», dijo, reconociendo «las posibilidades que pueden surgir cuando las personas se unen y tratan de encontrar soluciones».

Un momento de creación en lugar de muerte

“Todos los niños [de la familia Halley] están volviendo a salir, y los hermanos y hermanas están nuevamente juntos. Todos han vuelto aquí. Y es un momento de creación y crecimiento en lugar de destrucción y muerte».

El agricultor de cáñamo Evan Penhasi también apoyó a la familia durante el cambio. El cultivo de esta planta es una «gran oportunidad», dijo.

“Hacer crecer algo simplemente cambia tu corazón, en comparación con matar algo. Y todo este proceso ha transformado a una familia que realmente, creo, estuvo desesperada durante mucho, mucho, mucho tiempo y la ha transformado en algo que ahora está prosperando y está conectado”, explicó Penhasi.

Fuente: https://plantbasednews.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.