Los incendios forestales se desatan sin control en varias partes del oeste de EEUU, haciendo que el cielo de San Francisco se vuelva naranja y genere temores de un número récord de muertes en el estado más afectado, Oregon. Se ha confirmado la muerte de al menos tres personas en Oregon, mientras que «cientos» de hogares ya se han perdido, dijo la gobernadora del estado, Kate Brown.

En California, donde se están llevando a cabo rescates y evacuaciones, los vientos avivaron una cantidad sin precedentes de incendios y mataron a tres personas; una de ellas murió en su automóvil mientras intentaban escapar de las llamas. Los incendios volvieron el cielo de San Francisco de un tono naranja brumoso el miércoles. Los conductores usaron sus faros durante el día para ver a través del smog creado por los incendios.

Cientos de casas destruidas

Se cree que cientos, si no miles, de casas y otros edificios fueron dañados o destruidos por los incendios al noreste de San Francisco, dijeron los bomberos en una conferencia de prensa vespertina. En el estado de Washington, se quemaron más hectáreas en un solo día de lo que los bomberos suelen ver durante todo el año, pero los meteorólogos dijeron que se vislumbraba un alivio de las condiciones cálidas, secas y ventosas.

Oregon estaba lidiando con casi 100 incendios forestales extremos avivados por fuertes vientos y temperaturas. Cinco pequeñas ciudades fueron casi destruidas el miércoles. En el centro de Oregon, los rescatistas salvaron la vida de las personas al sacarlas del río Santiam, donde se habían refugiado de las llamas que destruyeron decenas de casas junto a este afluente, dijeron las autoridades.

Las ciudades en el valle de Santiam y otras en el sur de Oregon fueron sustancialmente destruidas, dijo Brown en una conferencia de prensa. «Esta podría ser la mayor pérdida de vidas humanas y propiedades debido a incendios forestales en la historia de nuestro estado», dijo la Sra. Brown.

Origen humano

Científicos climáticos han culpado al calentamiento global de las estaciones secas y húmedas extremas en el oeste de EEUU. El ciclo ha provocado que las hierbas y los matorrales florezcan y luego se sequen, dejando un combustible que sobrealimenta los incendios forestales.

Sin embargo la mayoría de los incendios son causados por personas. El incendio del condado de El Dorado, zona rural al centro de California que ya lleva 4.000 hectáreas quemadas, se inició cuando una familia utilizó pirotecnia durante un fiesta de revelación del sexo de un futuro bebé.

Otros ocurren por acciones más rutinarias, como conducir un auto que suelta hollín en vegetación seca, por árboles que caen sobre cables eléctricos, o incluso por un relámpago que durante una tormenta caen sobre áreas secas.

Parques nacionales en peligro

En California, los 18 bosques nacionales fueron cerrados debido a lo que el Servicio Forestal de los EEUU denominó «condiciones de incendio históricas y sin precedentes». Un incendio arrasó el Bosque Nacional Sierra, susceptible debido a la sequía y los daños causados por los escarabajos de la corteza, destruyendo más de 360 casas y estructuras.

«Este incendio está ardiendo a una velocidad explosiva», dijo Daniel Berlant, portavoz de la autoridad estatal de incendios de California. «Añades los vientos, las condiciones secas, las altas temperaturas, es la receta perfecta». En todo Estados Unidos, los incendios forestales han quemado casi 1,9 millones de hectáreas en lo que va del año, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.

Fuente: https://www.abc.net.au, https://mundo.sputniknews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.