La primera manada de elefantes asiáticos que se retiraron de los circos Ringling Bros. y Barnum & Bailey llegó a salvo a su nuevo hogar en White Oak Conservation en Florida. El refugio para especies en peligro de extinción está financiado por los filántropos Mark y Kimbra Walter, quienes también son los dueños del equipo de béisbol Los Angeles Dodgers.

A doce elefantes hembras, de entre 8 y 38 años de edad, se les unirán hasta 20 elefantes de circo tan pronto como se completen áreas adicionales en el centro de conservación.

Derecho a una vida digna y libre de explotación

«Estamos encantados de darles a estos elefantes un lugar para pasear y explorar», dijeron Mark y Kimbra Walter en un comunicado. «Estamos trabajando para proteger a los animales silvestres en sus hábitats nativos y para estos elefantes que no pueden ser liberados, nos complace brindarles un lugar donde puedan vivir cómodamente por el resto de sus vidas».

Los elefantes fueron trasladados por más de 300 km en parejas en camiones personalizados para llegar al santuario. A lo largo de su viaje, fueron acompañados por veterinarios y especialistas en cuidado animal.

A su llegada, fueron liberados en dos grandes potreros para aclimatarse a su entorno, adyacentes a un establo especialmente diseñado y con clima controlado donde veterinarios y especialistas monitorean su salud y bienestar. Los elefantes ahora se han aventurado fuera de los potreros hacia bosques de pinos con estanques, humedales y praderas abiertas.

Vida en sociedad

El área que ahora habitan tiene varios hábitats y alimentos disponibles para ellos. Pueden optar por permanecer cerca del granero y de sus cuidadores humanos, o pasear por el bosque, revolcarse en el barro o nadar en su estanque. La filosofía de White Oak Conservation es adaptar el comportamiento natural de los animales y los lazos sociales lo más cerca posible para que los grupos familiares estén juntos.

Este grupo de elefantes ha podido socializar durante los últimos meses e incluye dos grupos de hermanas y numerosas medias hermanas. Nick Newby, quien dirige el equipo de expertos de White Oak, fue reclutado para cuidar a los elefantes y ha estado conociendo a los elefantes de manera individual y sus hábitos durante los últimos años.

“Ver a los elefantes salir al hábitat fue un momento increíble”, dijo Newby. “Me alegró mucho verlos salir juntos y tranquilizarse y consolarse mutuamente, como hacen los elefantes salvajes, y luego salir a explorar su nuevo entorno. Verlos nadar por primera vez fue increíble».

El fin de una pesadilla

“Los elefantes son criaturas tan asombrosas, y nos complace brindarles un lugar donde prosperarán”, dijo Michelle Gadd, quien supervisa los esfuerzos de conservación de Walters. “Ha sido fascinante ver a los elefantes dar sus primeros pasos en este hermoso espacio natural. Estamos emocionados de verlos adaptarse al aire libre, probando nuevas plantas, explorando nuevas áreas, experimentando cosas nuevas”.

Los elefantes asiáticos están en peligro de extinción en estado salvaje. Solo de 30.000 a 50.000 paquidermos permanecen en estado salvaje en menos del 15% de su área de distribución histórica. Donde sobreviven, se ven amenazados por la degradación y fragmentación del hábitat, el conflicto con los humanos y la caza furtiva.

«En los últimos años, todo ha cambiado para estos elefantes en el mejor sentido, desde su jubilación hasta la forma en que interactúan con los humanos y el espacio que tienen para pasear”, dijo Steve Shurter, director ejecutivo de White Oak. «Por primera vez en sus vidas, estos elefantes pueden elegir dónde y cómo quieren pasar sus días».

Fuente: https://worldanimalnews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.