Photobucket

[dropcap]C[/dropcap]ientíficos han descubierto un bosque fosilizado de 300 millones de años de antigüedad en el estado de Illinois, EE. UU. Se considera el mayor fragmento hallado de bosque lluvioso, 50 veces más grande que todos los descubiertos anteriormente.

Está encapsulado en una ‘caja’ de carbón que preservó de la descomposición árboles, helechos e incluso alas de cucarachas en su estado original. Esta capa de carbón apareció debido al calentamiento global que causó el aumento drástico del nivel del agua que inundó las selvas del territorio de Norteamérica y Europa y las ahogó con el sedimento.

Photobucket

Un mundo de insectos

El bosque está enterrado en ocho minas cuya profundidad se ubica entre 75 y 260 metros y los científicos suponen que se extiende a lo largo de unos 160 kilómetros. Los investigadores también encontraron evidencias de un río de la amplitud del Misisipi que serpentea por la selva fosilizada, pero muy pocos restos de animales, excepto las cucarachas, ya que los otros animales podían huir de la inundación.

Los científicos explican que las aves todavía no se habían desarrollado durante esta era, pero los insectos crecieron de una manera exagerada en un medio ambiente rico en oxígeno produciendo libélulas del tamaño de un cuervo y cienpies de casi dos metros.

Photobucket

[quote]»Es extraordinariamente raro encontrar un bosque fosilizado de cualquier tamaño», comentó el paleo-botánico Kirk Johnson del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver. «Por lo general, son solo unos pocos árboles aquí y allá, pero aquí podemos observar una geografía antigua inaudita anteriormente», concluyó.[/quote]

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.