Varios grupos ecologistas anunciaron esta semana una demanda judicial para bloquear una orden del presidente de EEUU, Donald Trump, que permite la explotación petrolera en el refugio nacional de vida silvestre del Ártico, en Alaska.

La demanda fue presentada por la Sociedad Nacional Audubon, el Centro para la Diversidad Biológica, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales y Earth Justice por considerar que dicho plan para la explotación petrolera y gasística causaría un “daño irreparable” a la vida silvestre, la tundra y el clima de la región.

Riesgo de daño irreversible

Earthjustice informó en un comunicado de que los Gwich’in, una comunidad indígena de la zona que se dedica a la caza y la pesca tradicional, también presentó una demanda para impugnar el plan de la Oficina de Administración de Tierras (BLM).

Los Gwich’in veneran la llanura costera del Refugio Ártico como un lugar sagrado que les proporciona puercoespines y caribúes, animales que son esenciales para la alimentación y la tradición cultural en sus aldeas, dijo Earthjustice.

El plan del Gobierno de Trump para la concesión de licencias de explotación gasística y petrolera en esa región ignora el daño irreversible que ocasionará a uno de los hábitats de vida silvestre más importantes del mundo, asestando un golpe a especies como los osos polares, el caribú y millones de aves migratorias.

Protección de un paisaje irremplazable

La querella pide al tribunal federal bloquear el programa de licitaciones por ignorar las leyes federales de Política Ambiental Nacional (NEPA), de Especies en Peligro de Extinción, la de Administración Nacional de Refugios de Vida Silvestre y la Ley de Conservación de Tierras de Interés Nacional de Alaska (ANILCA).

“Earthjustice ha estado protegiendo el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico del desarrollo de combustibles fósiles desde la década de 1980. Hoy estamos tomando medidas para detener a una administración que ha pisoteado las leyes diseñadas para cuidar este paisaje irremplazable”, dijo en una declaración el abogado de Earthjustice Erik Grafe.

Este proyecto, agregó, ignora también las consecuencias del cambio climático, así como los derechos de los pueblos indígenas de la zona.

Fuente: https://www.efeverde.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.