La primera semana de 2012 marco una jornada extraña para el clima de Estados Unidos, dadas las temperaturas extremas que se reportaron en distintos puntos de su geografía.

Mientras los habitantes del sureño estado de Florida experimentan bajas temperaturas que imponen nuevos récords; Montana, territorio limítrofe con Canadá, vive máximos históricos que pudieran ser normales para los meses de abril u octubre, destacó la cadena televisiva CNN.

Temperatura fuera de control

Con registros superiores a los 10 grados centígrados en un mes con temperaturas normalmente por debajo de cero, se espera que muchas localidades de territorios del norte como Lewiston, Great Falls y Harvey, batan sus cifras de máximas para la época, explicó el Servicio Meteorológico Nacional.


Durante la noche del miércoles 4 de enero se esperaban en territorio floridano mínimas históricas de 7,2 grados por debajo de cero en Alma (el record anterior de 6,7 grados bajo cero databa de 2001) y también unos 6,7 grados bajo cero en Gainesville, cuyo mínimo anterior de menos 5,5 grados se estableció en 1900.

En Louisiana, sin embargo, las condiciones climáticas extremas provenían del agua, ante la posibilidad de inundaciones severas en varias localidades del estado, con posibilidades de arrastrar vehículos, alertó el parte del tiempo. Mientras tanto, en el sur de Alaska, el servicio meteorológico advirtió la ocurrencia de vientos peligrosos con velocidades sostenidas de 35 a 55 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 85 kilómetros por hora.


Ola de calor en California

Aunque el mes de enero inició con temperaturas muy frías para la mayor parte de Estados Unidos, California experimentaba el viernes 6 de enero una inusual ola de calor que bate récords históricos para esta época del año.

Una docena de lugares superaron sus registros de temperaturas máximas, como es el caso de la Universidad de California, en Los Ángeles, con 30 grados centígrados. Una cuña de altas presiones resulta la causa de las altas temperaturas que se registran desde la semana pasada, señaló el diario San José Mercury News.


Si bien la temperatura descenderá un poco el día de hoy, volverá a aumentar a partir del domingo, reportó el Servicio Meteorológico Nacional. Mientras, se esperan vientos fuertes de hasta 65 kilómetros por hora en las zonas montañosas y cañones en el horario nocturno, con ráfagas que podrían sobrepasar los 95 kilómetros por hora.

En la costa central y sur del occidental estado se espera la llegada de un frente de tormenta proveniente del Pacífico, el cual generará olas de hasta 4,5 metros la mañana del sábado, alertó el observatorio.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.