Spitfire, la loba más famosa del Parque Yellowstone de siete años de edad, murió a manos de un cazador en Montana cuyo único interés era colgarse un trofeo más a su colección, informó The New York Times. La también apodada ‘reina del Valle de Lamar’ por sus entusiastas, murió de la misma manera que su también famosa madre, la loba hembra alfa 832F, en 2012.

Su pelaje grisáceo resaltaba sobre el fondo blanco que cubría una buena parte del año al Parque Nacional Yellowstone en Estados Unidos y a pesar de eso no importó que la loba fuera amada por los visitantes del parque o que de hecho fuera una de las mayores atracciones de este.

Un símbolo de esperanza destruido

Esta loba era muy famosa porque era hija de la hembra alfa 832F, quien se volvió un símbolo pues inspiró el libro Lobo americano: Una historia verdadera de supervivencia y obsesión en Occidente.

“Un supervisor de caza verificó con el cazador y todo lo relacionado con esta muerte fue legal”, dijo a The Times Abby Nelson, especialista en manejo de lobos del Departamento de Pesca, Vida Silvestre y Parques de Montana. Spitfire, supuestamente una de las favoritas entre los observadores de lobos que frecuentaban el parque, fue la líder alfa de la manada de Lamar Canyon.

La muerte de la loba ha reavivado los llamamientos para que los legisladores de Montana aprueben leyes para crear una zona segura alrededor del parque para que los animales que temen poco a los humanos puedan vagar más seguros más allá de los límites de Yellowstone.

Fuente: https://laopinion.com, https://laverdadnoticias.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.