Dos terremotos consecutivos, de 7,0 y 5,8 grados, sacudieron la mañana del viernes (hora local) la ciudad de Anchorage, Alaska, provocando grietas en los edificios y carreteras y destrozos varios en infraestructura. El Servicio Geológico de los Estados Unidos dice que el epicentro del primer terremoto, el más potente, estuvo centrado a unos 12 kilómetros al norte de esta ciudad, la más grande del estado norteño del país, con casi 300.000 habitantes.

Poco después del terremoto, se emitió una alerta de tsunami en las áreas costeras del sur de Alaska de Cook’s Inlet y parte de la península de Kenai. No obstante, las autoridades cancelaron la alerta un par de horas después de que se registrara el sismo. Al menos 30 réplicas se han producido. El jefe de la policía y el alcalde de Anchorage dijeron que no habían sido notificados sobre muertes y/o lesiones mayores tras el movimiento telúrico.

https://www.youtube.com/watch?v=gN-PagXmTgM

Zona catastrófica

La policía en la comunidad de la isla Kodiak comunicó a los residentes que se dirijan a terrenos más altos por la amenaza de tsunami. En vídeos de testigos recogidos por televisiones estadounidenses pueden observarse los efectos en comercios locales, supermercados y cafeterías donde bebidas, comida y otros productos terminan cayendo al suelo por los temblores.

Por su parte el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha emitido una declaración de emergencia para Alaska, ordenando asistencia federal para apoyar los esfuerzos de respuesta estatales y locales en las áreas afectadas por los potentes movimientos sísmicos.

La medida permite al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) coordinar las labores de socorro en el área. El gobernador del estado, Bill Walker, ya había declarado el área afectada como zona catastrófica y ha afirmado que está en contacto con la Casa Blanca.

Tuberías rotas y miles de personas sin electricidad

Horas antes, el presidente había prometido a través de su cuenta de Twitter que el Gobierno ayudará a los habitantes de Alaska afectados por el terremoto. «Al gran pueblo de Alaska. Han sido golpeados con fuerza por uno ‘grande’. Sigan las instrucciones de los profesionales altamente capacitados que están allí para ayudarles», escribió el mandatario. «Su Gobierno federal no escatimará gastos. ¡Dios los bendiga a todos!», concluyó.

El Departamento de Policía de Anchorage señaló en un comunicado que el sismo ha causado «un daño importante en la infraestructura». «Muchas casas y edificios están dañados, muchas carreteras y puentes están cerrados», indicaron las autoridades, que instaron a los residentes a mantenerse alejados de las carreteras si se ven en la obigación de conducir y a «buscar refugio seguro».  

Un funcionario de la ciudad Anchorage informó que miles de residentes permanecen sin electricidad después de que un fuerte terremoto sacudió varias partes de Alaska. El gerente municipal de Anchorage, Bill Falsey, dijo que se estaba avanzando en la restauración de la energía eléctrica y que las empresas de servicios públicos no esperan cortes prolongados.

Falsey también expresó que los trabajadores de la ciudad estaban respondiendo a los informes de 28 saltos de agua en la línea principal y decenas de solicitudes para interrumpir el servicio de agua residencial debido a las inundaciones que están provocando averías. Por su parte, el gobernador de Alaska, Bill Walker, anunció que tomará más de una semana o dos para reparar las carreteras dañadas por el poderoso terremoto.

Licuefacción

Según transcendió de investigaciones, los científicos dicen que el terremoto de Alaska y las réplicas ocurrieron en un tipo de falla en la que un lado se mueve hacia abajo y hacia el otro lado.

La sismóloga Lucy Jones informó, en el Instituto de Tecnología de California, que la falla está dentro de la placa tectónica del Pacífico que se está sumergiendo en Alaska, un mecanismo que produce los terremotos más grandes en los Estados Unidos.

Añadió que el área en la que ocurrió el terremoto tiene sedimentos sueltos que contienen mucha agua y cuando el suelo se mueve, crea licuefacción o «arenas movedizas temporales». La licuefacción puede causar daños a las estructuras porque el suelo sale de debajo de ellas.

alaskaesdeclaradaenemer

Territorio altamente sísmico

Alaska tiene un promedio de 40.000 terremotos por año, con más terremotos grandes que los otros 49 estados juntos.

El sur de Alaska tiene un alto riesgo de sismo debido a las placas tectónicas que se deslizan unas sobre otras debajo de la región. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, la placa del Pacífico se desliza hacia el noroeste y se hunde debajo de la placa norteamericana en el sur de Alaska, la península de Alaska y las islas Aleutianas.

El 27 de marzo de 1964, Alaska fue azotada por un terremoto de magnitud 9.2, el más fuerte registrado en la historia de los Estados Unidos, centrado a unos 120 kilómetros al este de Anchorage. El terremoto, que duró aproximadamente 4 minutos y medio, y el tsunami que provocó, cobró alrededor de 130 vidas.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/. https://www.elnuevodia.com/, RT, https://laopinion.com. Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.