Una decena de miembros de la organización ecologista Greenpeace bloqueó el pasado lunes un almacén de soja en el puerto francés de Saint-Nazaire (noroeste) para protestar por cómo ese cultivo favorece la deforestación en Brasil. Algunos de ellos colgaron un gran cartel, que decía “Deforestación. Soja altamente inflamable“, en la entrada del almacén, propiedad de una naviera especializada en el transporte a granel.

Otros militantes del grupo se encadenaron a la verja de entrada y encendieron bengalas. “Francia importó en 2020 más de dos millones de toneladas de soja brasileña sin ninguna garantía de que no haya contribuido a la deforestación”, señaló Greenpeace en un comunicado.

Cifras catastróficas

“El cultivo de soja es una de las principales causas de deforestación y de la destrucción de ecosistemas valiosos en América Latina. Las últimas cifras de deforestación han sido de nuevo catastróficas”, apuntó Cécile Leuba, responsable en la organización ecologista de campañas de defensa de los bosques.

Francia se niega por ahora a ratificar el acuerdo de asociación UE-Mercosur y Greenpeace pidió al Gobierno de París que lo “rechace definitivamente”, ya que un estudio encargado por el Ejecutivo francés indicó que su entrada en vigor supondría un aumento de la deforestación en los países miembros del bloque suramericano.

Fuente: https://www.efeverde.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.