Dominica mantiene la alerta ante la alta posibilidad de que ocurran inundaciones y deslaves por los remanentes una depresión tropical, lo cual agravaría el desastre provocado por la tormenta Erika. El servicio meteorológico incluso advirtió que podrían extender la medida pues en las próximas horas se esperan grandes acumulados de lluvias en el país y los suelos están saturados por las precipitaciones de las semanas anteriores.

Ante esos pronósticos, las autoridades evacuaron a los residentes en las zonas costeras y las más asoladas tras el impacto de Erika, causante de al menos 31 muertos, una veintena de desaparecidos y millonarias pérdidas materiales.

 photo dominicalluvias3.jpg

Ayuda internacional

También pidieron al resto de la población proteger sus vidas y los bienes, así como hervir y desinfectar adecuadamente el agua de beber para evitar la aparición de enfermedades contagiosas. Hace tres semanas la tormenta Erika dejó 300 milímetros de lluvias en Dominica con las consecuentes inundaciones, deslaves y desbordamientos de ríos, que devastaron la infraestructura y la economía nacional.

Desde entonces, numerosos países y organismos latinoamericanos, caribeños y europeos mantienen el envío de ayuda humanitaria para los damnificados y apoyan con personal y equipos las labores de limpieza, y la búsqueda y rescate de los perdidos.

Además, el gobierno creó un comando que ayudará a planificar e implementar los proyectos de reconstrucción y la recuperación socioeconómica de la isla.

 photo dominicalluvias1.jpg

Economía devastada

Una evaluación preliminar de los efectos de la tormenta tropical Erika sobre la isla de Dominica halló daños en infraestructura básica que por sí solos equivalen a casi la mitad del PIB del pequeño país.

Las reparaciones a caminos y puentes en toda la isla del Caribe oriental sumarán más de 226 millones de dólares, afirmó el primer ministro Roosevelt Skerrit, quien Indicó que costará unos 4 millones de dólares retirar los escombros y más de 14 millones reconstruir el aeropuerto Melville Hall, uno de los dos con que cuenta Dominica.

El costo total para la isla, que tiene un producto interno bruto de unos 500 millones de dólares y una población de 72 mil, probablemente será más elevado. El cálculo preliminar no incluye el costo de reemplazar 371 viviendas que fueron destruidas, la mayoría de ellas en la comunidad suroriental de Petite-Savanne.

Fuente: Prensa Latina, http://lahora.gt, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.