La cobertura boscosa en Panamá disminuyó en poco más de 56 mil 369 hectáreas (ha) en los últimos siete años, según estudios técnicos divulgados esta semana por el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente). El diagnóstico establece que los mayores saldos de esa reducción corresponden a la central Veraguas, Panamá y la selvática provincia del Darién, donde sobresalen Metetí y Yaviza como los puntos más críticos.

A ese ritmo, la selva húmeda tropical que cubre parte del territorio nacional podría disminuir en ocho mil 52 ha cada año con afectaciones directas sobre la fauna y las precipitaciones, lo que obliga a incrementar la vigilancia y sanciones para enfrentar a quienes violan las regulaciones, recalcó la fuente.

Progreso insostenible

De acuerdo con los informes técnicos, las actividades agropecuarias expansivas sin la aplicación de técnicas sostenibles, el aprovechamiento forestal sin permisos y el incremento de proyectos de infraestructura figuran entre las causas de la deforestación a nivel nacional.

A esto se suma, que el confinamiento de los últimos siete meses debido a la pandemia de covid 19 afectó severamente los procesos de monitoreo y fiscalización de los bosques, precisó MiAmbiente. Por tal motivo, la entidad ambiental extendió la resolución que suspende provisionalmente por un año el otorgamiento de permisos especiales de aprovechamiento forestal con carácter de subsistencia, los comunitarios y concesiones en bosques tropicales.

Según la cartera, las solicitudes en trámite se exceptúan de la medida, al tiempo que convocó a una mesa de diálogo a todos los actores claves del sector para «recabar insumos técnicos, sociales y legales que sirvan para elaborar un anteproyecto de ley forestal con el objetivo de fortalecer la gobernanza forestal…» Hasta 2019, el Istmo contaba con un 65,4 por ciento de su territorio cubierto de tupidos bosques y otras tierras con amplia cobertura forestal, señaló el Sistema Nacional de Monitoreo de Bosque Multipropósito.

Recientemente el ministro de Ambiente, Milciades Concepción, reconoció que antes de 2012 el ritmo anual de deforestación en el país, causada principalmente por la tala ilegal, era de 10 mil 500 ha por año, cifra que disminuyó; aunque en los últimos siete años se perdió el dos por ciento de los bosques.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.