Varias especies de pingüinos que habitan en el oeste de la Antártida están en declive como consecuencia de una disminución de su principal alimento, sugiere un estudio realizado por científicos estadounidenses. Los investigadores analizaron datos recogidos durante 30 años y concluyeron que el número de pingüinos barbijo y Adelaida ha estado disminuyendo desde 1986.

Tal como pasaba en la película animada “Happy Feet”, la razón principal para su disminución es la también reducción del krill de la Antártida (Euphausia superba), uno de los crustáceos más abundantes del planeta y que constituyen la principal fuente de alimentación de los pingüinos.

Combinación de causas

Los investigadores citaron el calentamiento de las aguas, menos cobertura de hielo en la Antártida y el aumento en las poblaciones de ballenas y focas, como principales causas de la reducción del krill.

Una serie de factores se combinan para cambiar el medio ambiente de la zona, aseguran en su artículo los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y de la Institución Scripps de Oceanografía. “En el oeste de la Península Antártica y el adyacente mar de Escocia abundaba la vida silvestre, mucha de la cual ha sido casi borrada por los seres humanos”, aseguran los científicos.

“Esta región es también una de las áreas de más rápido calentamiento del planeta, con aumentos de entre 5- 6º Celcius en las temperaturas medias del aire durante el invierno, y con la asociada disminución de la cubierta de hielo marino”, agregan.

Ecosistema en riesgo

El krill antártico es una criatura parecida al camarón, que alcanzan una longitud de unos 6 cm y sus cantidades llegan a ser de unas 30.000 criaturas en un metro cúbico de agua de mar.

“Al vincular el comportamiento en el aumento de pingüinos con las fluctuaciones en la biomasa de krill se explica por qué las poblaciones de pingüinos Adelaida y barbijo aumentaron después de que sus competidores (lobos marinos, ballenas y algunos peces) fueran casi exterminados en los siglos XIX hasta mediados del XX, como resultado de la pesca”.

Los investigadores de EE.UU. concluyeron que el número de pingüinos y la abundancia de krill es probable que siga disminuyendo si la tendencia al calentamiento en la región continúa.

Fuente: BBC, Agencias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.