El parlamento de Dinamarca se negó a apoyar la matanza forzada de millones de visones forzando al gobierno a abandonar esta medida. El miércoles pasado, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, dijo que todos los visones del país serían sacrificados debido a los temores de que una mutación de covid-19 transmisible de visón a humanos podría poner en peligro futuras vacunas.

Sin embargo, la oposición a la medida surgió rápidamente. “Han salido a la luz enormes dudas sobre si esta matanza se basa adecuadamente en la ciencia”, dijo Jakob Ellemann-Jensen, líder del partido de oposición más grande de Dinamarca, Venstre. «Al mismo tiempo, el gobierno está quitando el sustento de un gran número de personas sin tener realmente los derechos legales para hacerlo».

No encontraron una evidencia creíble

Frederik Waage, profesor de derecho en la Universidad del Sur de Dinamarca, dijo al periódico nacional danés Berlingske que la orden de eliminación era «ilegal». La oposición al sacrificio se centra en el hecho de que la agencia de salud pública de Dinamarca, el Statens Serum Institut (SSI), no había encontrado evidencia de la cepa mutada durante más de un mes, mientras que varios expertos daneses e internacionales cuestionaron si la mutación era peligrosa.

En la vecina Suecia, se han identificado 10 granjas de visones con brotes de covid-19. No hay un recuento oficial de cuántas granjas de visones hay en Suecia, pero Benny Andersson, director ejecutivo de la organización sueca de derechos de los animales, Djurens Rätt, calcula el número entre 35 y 40.

Andersson no espera ningún sacrificio en Suecia. «Eso se debe principalmente a que la temporada de despellejamiento en curso significa que la mayoría de los animales, además de los animales reproductores, ya están siendo sacrificados», dijo.

11 granjas con brotes infecciosos en EEUU

Se informa que Polonia y Finlandia están libres de covid-19 en las granjas de visones, mientras que en los Países Bajos la cría de pieles terminará efectivamente este año. En Irlanda, un pequeño contribuyente en el sector del visón, se informa que ya han comenzado las pruebas en las tres granjas del país.

En los EEUU, un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades la semana pasada dijo que 11 granjas de visones tenían brotes de covid-19. La lista más reciente en el sitio web del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de EEUU muestra brotes en granjas de visones en Utah, Wisconsin y Michigan.

La Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria dijo que al menos 8.000 visones han muerto por infección con Sars-CoV-2 en granjas en Utah. Y se informa que casi 3.400 visones murieron a causa del coronavirus en una granja de visones en Wisconsin. Agregó que la infección parece ser más mortal entre los visones más viejos.

Riesgo de salud pública y bienestar animal

Una declaración de la ONG veterinaria estadounidense Humane Society Veterinary Medical Association dijo que la aparente rápida mutación del virus en el visón, y la falta de un sacrificio, era tanto un riesgo para la salud pública como para el bienestar.

Dijo que el resultado es que «los visones, que ya están estresados por las condiciones de vida antinaturales, experimentan una dificultad respiratoria grave antes de morir». Joanna Swabe, asesora de políticas de Humane Society International, estuvo de acuerdo: «Si los visones de una granja se infectan, sufren problemas respiratorios y no se sacrifican, su bienestar también se verá gravemente comprometido».

Fuente: https://www.theguardian.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.