Dos personas cazaron un oso frontino en la andina región de Puno, en el sur de Perú, y compartieron las imágenes en sus redes sociales, lo que permitió a las autoridades peruanas iniciar un proceso sancionador, que impone multas o cárcel, por infracción a la ley que protege a las especies amenazadas en el país.

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) explicó que este delito es considerado como una infracción muy grave en la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, que sanciona la caza de especies amenazadas con multas que van entre los 43.000 soles (12.100 dólares) y 21.500.000 soles (seis millones de dólares).

Aumento de la caza furtiva en cuarentena

Los osos de anteojos (tremarctos ornatus) viven en los Andes peruanos y al igual que otras especies originarias estuvieron expuestos a los cazadores furtivos durante los meses de cuarentena, en que la Policía y las fuerzas armadas estuvieron concentradas en impedir la movilización de los ciudadanos.

Esta especie es clave en la regeneración de los bosques, pero “la percepción negativa de considerarlos peligrosos y la falsa creencia de que algunas de sus partes poseen propiedades medicinales y mágicas han afectado su hábitat”, indicó Serfor, lo que pone en riesgo su supervivencia y estado de conservación.

Esta entidad oficial informó que dos personas publicaron fotografías en las que posaban con un arma de fuego al lado de un oso de anteojos muerto, pero uno de los involucrados portaba una mascarilla, lo que permitió comprobar que se llevó a cabo durante el estado de emergencia sanitaria.

Podrían ir presos

Al cabo de una investigación, el personal de Serfor, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Puno y el Departamento de Medio Ambiente de la Policía Nacional llegaron a la comunidad de Toldoqueri, en el distrito de Phara, para constatar la muerte del animal a fines de mayo pasado.

Los cazadores serán sometidos a un proceso administrativo sancionador por incurrir en “abandonar, maltratar, actuar con crueldad o causar la muerte a especímenes de fauna silvestre”.

En forma paralela, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Puno ha iniciado una investigación preliminar a estas dos personas por presunto delito de depredación de fauna silvestre, penado con entre dos y cuatro años de cárcel, para determinar sus responsabilidades penales.

Fuente: EFEVERDE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.