Con el arresto de tres personas, la Guardia Civil española dio por desmantelada la semana pasada una de las mayores organizaciones internacionales dedicada al tráfico ilegal de especies amenazadas de tortuga. En una operación denominada Coahuila, agentes de la institución armada procedieron a la detención de tres individuos -dos de nacionalidad alemana y una española- y a la investigación de otras tres más en las ciudades de Mallorca (Baleares) y Barcelona (Cataluña).

Todos están imputados como presuntos autores de delitos contra la flora y la fauna silvestre, contrabando de especies protegidas y blanqueo de capitales, precisó la Guardia Civil en un comunicado.

Criadero ilegal

Como parte de la redada, las fuerzas de seguridad localizaron el mayor criadero ilegal de tortugas de Europa en una finca rústica del municipio mallorquín de Llucmajor y descubrieron la colaboración de una tienda de fauna exótica de Barcelona. Durante los registros, se incautaron más de mil 100 ejemplares de tortugas de 62 especies diferentes -14 de ellas de las 50 más amenazadas del mundo-, tanto adultos como crías, así como más de 750 huevos.

Las pesquisas comenzaron en febrero de 2017 cuando agentes de la Guardia Civil del aeropuerto de Son Sant Joan de Islas Baleares detectaron el envío de diversos ejemplares de tortugas de la especie Coahuila. La mayoría de estos especímenes están amparados por el régimen de protección del Convenio sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas, al cual España está adherido desde 1986, recordó el texto.

Una vez inspeccionado el envío, se comprobó cómo parte de los ejemplares no se correspondían ni con los declarados en la partida ni con la documentación que los acompañaba, por lo que se procedió a su confiscación. Al indagar para dar con sus responsables, la Guardia Civil localizó una finca rústica en Llucmajor, donde residían dos ciudadanos alemanes.

En el registro de la finca, llevado a cabo una vez acreditada la actividad ilegal, fue descubierto un criadero dedicado a la cría a nivel industrial de diversas especies de tortugas de agua y de tierra. En su nota, las autoridades españolas recordaron que el tráfico ilegal de especies de fauna y flora supone una de las principales amenazas para la conservación de la biodiversidad.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.