Químicos británicos están usando microondas para convertir bolsas de plástico y otros envases de supermercado en una fuente limpia de hidrógeno.

Peter Edwards, de la Universidad de Oxford, dice que él y sus colegas querían «confrontar la cruda realidad» de los desechos plásticos, ya que solo el Reino Unido produce 1,5 millones de toneladas cada año. Dado que la densidad del hidrógeno en las bolsas de plástico es de aproximadamente el 14% en peso, el plástico ofrece una posible nueva fuente para los países que buscan hidrógeno producido de forma limpia para abordar el cambio climático.

Uso más eficiente de la energía

La mayoría de los enfoques existentes implican primero el uso de temperaturas muy altas de más de 750° C para descomponer el plástico en gas de síntesis, una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono, y luego usar un segundo paso para separar el hidrógeno.

En cambio, Edwards y su equipo rompieron el plástico en pequeños trozos con una licuadora de cocina y lo mezclaron con un catalizador de óxido de hierro y óxido de aluminio. Cuando se activó con un generador de microondas a 1000 vatios, el catalizador creó puntos calientes en el plástico y sustrajo el hidrógeno, recuperando el 97% del gas en el plástico en segundos.

El material sólido que sobró estaba compuesto casi exclusivamente de nanotubos de carbono. El enfoque de un solo paso tiene la ventaja de calentar simplemente el catalizador, no todo el plástico, lo que resulta en un menor uso de energía, ya que el plástico no absorbe las microondas.

Los resultados ofrecen «una solución potencialmente atractiva para los residuos plásticos», dice Edwards. Aunque solo se realiza a pequeña escala, utilizando aproximadamente 300 gramos de plástico para cada prueba, ya se están planificando experimentos más grandes que en el mediano plazo tengan una aplicación industrial.

Fuente: https://www.newscientist.com/, Nature Catalysis, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.