[dropcap]U[/dropcap]n enorme campo de algas de color verde vívido y ubicado junto a las costas de la Antártida, tan grande que es visible desde el espacio, está causando una frenética actividad en la cadena alimenticia de la fauna marina.

Imágenes del florecimiento, de unos 100 kilómetros de largo y 200 de ancho, fueron capturadas por científicos australianos que siguen un satélite en órbita a 650 kilómetros de altura.

Fenómeno natural

Según el científico Mark Curran, el florecimiento es un evento natural y es improbable que tenga un impacto negativo en el ambiente. Se trata de un tipo de fitoplancton marino llamado “Phaeocystis antarctica” -agregó- y en el aumento de los niveles de hierro podría estar la explicación de su desarrollo.

La Antártida, en efecto, sufrió este verano austral fuertes vientos, que soplaron hasta el océano grandes cantidades de nieve, que a su vez contiene hierro, aunque sea en pequeña cantidad.

[quote]Curran explicó que “pequeñas cantidades de hierro actúan como nutriente. Habitualmente las algas en esta región son limitadas en hierro, de modo que cuando consiguen una pequeña cantidad y tienen todo lo que necesitan, proliferan”.[/quote]

Los científicos de la División Antártica Australiana no están seguros de la causa de la aparición de las algas, pero prevén que la fauna local -desde los peces hasta los pingüinos y las focas- podrán aprovecharlas con notable beneficio.

Fuente: ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.