En las montañas del norte de Afganistán la población de los gatopardos, una de las especies de felino más escurridiza y difícil de observar, se encuentra estable y creciendo, de acuerdo con un informe de la organización Wildlife Conservation Society (WCS).

El corredor montañoso de Wakhan es el lugar donde habita este tipo de gatopardo, y se estima que entre 4,500 y 7,500 de estos felinos están distribuidos de manera silvestre en una docena de países en Asia Central.

Saludando a la cámara

El estudio, publicado en la revista especializada Journal of Environmental Studies, fue dirigido por especialistas de WCS. Esta organización había tenido presencia en la región para dar capacitación a comunidades locales sobre la importancia de cuidar a los gatopardos en la región y en el uso de cámaras fotográficas, con las que fueron captados.

Estas imágenes son la primera evidencia de gatopardos en las montañas afganas. «Este es un descubrimiento maravilloso: demuestra que hay esperanza para los gatopardos en Afganistán», dijo Peter Zahler, subdirector de los programas de Asia de WCS, en un comunicado.

Esta especie se ha visto amenazada en la región por la venta ilegal de pieles, por los pastores que los cazan para proteger a sus rebaños y la captura de sus cachorros para el comercio clandestino. Por ello es que se han puesto en marcha planes regionales que han recibido también el apoyo de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos, que incluyen entrenamiento a granjeros y en escuelas.

La población de gatopardos se ha reducido en un 20% en los últimos 16 años y es considerada una especie en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Fuente: CNN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.