Se ha descubierto una nueva y “aterradora” especie de avispa que puede nadar bajo el agua. La criatura japonesa recién descubierta recibió el apodo de “avispa Godzilla” debido a su similitud con el monstruo de ciencia ficción cuando emerge del agua.

El animal, también conocido por su nombre científico Microgaster godzilla, busca orugas acuáticas que viven en el agua y que se esconden dentro de algas y otras plantas. Cuando la avispa localiza a la criatura, que vive en corazas protectoras, se sumerge bajo el agua y ataca desde abajo.

Especie parásita

La avispa se puede sumergir durante varios segundos mientras pelea con las larvas antes de finalmente expulsarlas de su caparazón. Una vez que su presa está expuesta, la avispa emerge de las profundidades y se engancha, insertando sus larvas parásitas en la carne de la oruga.

Los huevos luego se comen al animal desde el interior, usándolo como fuente de alimento antes de que finalmente eclosionen. La mayoría de las avispas están estrictamente en contra de acercarse al agua, y solo otras dos especies se consideran acuáticas.

Sin embargo, nunca se ha documentado que ninguna se haya sumergido en el agua de forma completa y deliberada. «Las razones por las que decidimos usar el nombre de Godzilla para la especie de avispa son interesantes», dijo el Dr. José Fernández-Triana de la Colección Nacional Canadiense de insectos en Ottawa.

Tan letal como Godzilla

Primero, al ser una especie japonesa, honra respetuosamente a Godzilla, un monstruo ficticio (kaiju) que se convirtió en un ícono después de la película japonesa de 1954 del mismo nombre y muchos remakes posteriores. “Se ha convertido en uno de los símbolos más reconocibles de la cultura popular japonesa en todo el mundo».

En segundo lugar, el comportamiento de ataque de la avispa se parece un poco al personaje kaiju, en el sentido de que la avispa emerge repentinamente del agua para parasitar al anfitrión, similar a cómo Godzilla emerge repentinamente del agua en las películas.

En tercer lugar, Godzilla a veces se ha asociado, aunque de diferentes formas, con Mothra, otro kaiju que suele representarse como una larva (oruga) o una polilla adulta. Como se puede ver, teníamos razones biológicas, conductuales y culturales para justificar nuestra elección de un nombre. «Por supuesto, eso y divertirse un poco, ¡porque eso también es una parte importante de la vida y la ciencia!”, concluyó el científico de manera jocosa.

Los hallazgos fueron publicados en el Journal of Hymenoptera Research.

Fuente: https://www.dailymail.co.uk/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.