2011 cerró como el año más costoso de la historia en términos de pérdidas económicas causadas por desastres naturales y por la mano del hombre, cuyo valor se eleva a 350.000 millones de dólares, según las estimaciones de la reaseguradora Swiss Re.

En esas catástrofes al menos 30.000 personas perdieron la vida entre enero y noviembre, la mayoría en Japón.

Japón y Nueva Zelanda entre los más afectados

La catástrofe más costosa, con un total estimado de 210.000 millones de dólares, fue el terremoto del pasado marzo en Japón y el tsunami que le siguió, que causaron enormes daños a la propiedad privada, así como a infraestructuras públicas y a la industria nuclear.

Casi la tercera parte en términos económicos, 12.000 millones de dólares, costó a los seguros el terremoto del 22 de febrero en Nueva Zelanda, cuyos daños totales tuvieron un valor de 15.000 millones de dólares.


Los terremotos fueron el peor tipo de catástrofe en términos humanos y económicos en 2011, pero “la cobertura de seguros de terremotos se mantiene muy baja, incluso en algunos países industrializados con altos riesgos sísmicos como Japón”, explicó el economista jefe de Swiss Re, Kurt Karl.

Después de los terremotos en Japón y Nueva Zelanda, las catástrofes más costosas fueron las inundaciones en Tailandia y Austria, y los tornados y tormentas en Estados Unidos.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.