Investigadores encontraron la forma de crear paneles solares más eficientes, inspirados en modelos de la naturaleza, publicó esta semana la revista Solar Energy.

Las minúsculas flores internas de un girasol se encuentran inclinadas respecto a su vecina en un ángulo de 137 grados, lo que también se denomina ángulo dorado y permite un mejor aprovechamiento de la energía solar.

Emulando a la naturaleza

En los paneles solares, una distribución similar ahorraría un 16% más de espacio en comparación con los que existen en la actualidad, lo que reduciría la cantidad de tierra utilizada y también los costos, indicaron investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets.

Los científicos basaron sus conclusiones en la creación de un modelo matemático que reproducía ese tipo de colocación en la naturaleza.

En la actualidad los cristales de los paneles solares son distribuidos en semicírculos concéntricos, un patrón que no es totalmente óptimo porque en determinados momentos del día algunos espejos hacen sombra sobre otros, sostienen los investigadores.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.