La cotización del agua en la bolsa de Wall Street como si fuera oro o petróleo atenta contra el derecho de todas las personas al preciado líquido, aseguró hoy el relator especial de ONU, Pedro Arrojo-Agudo. El agua es un bien público que ya está bajo una “amenaza extrema” por la creciente demanda y una contaminación grave de la agricultura y la industria minera en el contexto del impacto cada vez mayor del cambio climático, resaltó ese experto independiente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Ahora, el relator sobre el derecho al agua potable y al saneamiento teme que la entrada del agua en el mercado de futuros de materias primas de Wall Street animará a fondos especulativos y bancos a apostar por su precio, creando otra burbuja como la de los alimentos en 2008. Según dijo en un reporte divulgado por la ONU, las grandes compañías agrícolas e industriales serán las que puedan adquirir estos derechos, marginando a sectores más vulnerables como los pequeños agricultores.

Una amenaza para el futuro de la humanidad

“Me preocupa mucho que el agua se trate como el oro, el petróleo y otros productos básicos que se negocian en el mercado de futuros de Wall Street”, insistió el relator de la ONU. “No se puede poner un valor al agua como se hace con otros productos básicos comercializados. El agua es de todos”, recalcó.

Ese líquido se encuentra estrechamente ligado a todas nuestras vidas y medios de subsistencia, y es un componente esencial para la salud pública, expresó en un comunicado. Asimismo, enfatizó en la importancia del agua como parte fundamental de la lucha contra la pandemia de covid-19. “El agua tiene un conjunto de valores vitales para nuestra sociedad que la lógica del mercado no reconoce y, por tanto, no puede gestionar adecuadamente, y mucho menos en un espacio financiero tan propenso a la especulación”, detalló Arrojo-Agudo.

Si bien hay discusiones globales en curso sobre los valores ambientales, sociales y culturales del agua, la noticia de que ese recurso se comercializará en el mercado de futuros de Wall Street muestra “que el valor del agua, como derecho humano básico, ahora está amenazado”, subrayó. El derecho humano al agua potable fue reconocido por primera vez por la Asamblea General de Naciones Unidas y el Consejo de Derechos Humanos en 2010.

Una “ayuda” que no necesitamos

Desde el pasado lunes 7 de diciembre, el agua en California cotiza en el mercado de futuros de materias primas de Wall Street. Además, ese mercado de futuros de California, ya cuenta con productos como las naranjas o el trigo. Los compradores no adquieren un producto físico en el momento de la transacción, sino que adquieren derechos sobre una cantidad de agua en un futuro a un precio fijo.

El 7 de diciembre, CME Group lanzó el primer contrato de comercio de futuros de agua con el pretexto de ‘ayudar’ a los usuarios a gestionar el riesgo y equilibrar mejor las demandas competitivas del suministro, en medio de la incertidumbre que las sequías y las inundaciones traen a su disponibilidad.

Todo esto generaría ganancias para quienes la comercializan, pues el nuevo contrato de futuros de agua permite a compradores y vendedores intercambiar un precio fijo por la entrega de una cantidad determinada de agua en una fecha futura.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.