La deforestación en la Amazonía brasileña estableció un nuevo récord en enero a las tres semanas del año, según datos publicados esta semana, una señal preocupante de la creciente destrucción de la selva tropical más grande del mundo.

Casi 360 kilómetros cuadrados de cubierta forestal, un área de más de seis veces el tamaño de Manhattan, fueron destruidas en la Amazonía brasileña del 1 al 21 de enero, dijo el instituto nacional de investigación espacial de Brasil, INPE.

Podría ser otro año devastador

Con 10 días para el final del mes, la cifra ya era la peor de enero desde que el instituto lanzó su programa de monitoreo satelital DETER en 2015.

Los ambientalistas dijeron que eso se traducía en un alto riesgo de que 2022 fuera otro año devastador para la Amazonía brasileña, donde la deforestación ha aumentado desde que el presidente Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019.

«Un número tan alto en enero, que es el pico de la temporada de lluvias», cuando la deforestación suele caer, «ciertamente exige atención y nos deja extremadamente preocupados», dijo Claudio Angelo del Observatorio del Clima, una red de grupos ambientalistas.

«Tendremos que ver cómo van los próximos meses, pero definitivamente no es una buena señal». En comparación, la deforestación para enero de 2021 fue de 83 kilómetros cuadrados, menos de una cuarta parte de la cifra de los primeros 21 días de enero de 2022.

Descuido y destrucción

No obstante, el año pasado fue un año terrible para el 60 por ciento de la participación de Brasil en la Amazonía. La cantidad de cubierta forestal perdida durante el período de referencia del INPE, de agosto de 2020 a julio de 2021, aumentó casi un 22% interanual, a un máximo de 15 años con 13.235 kilómetros cuadrados.

Fue el tercer aumento consecutivo bajo Bolsonaro, quien ha presionado para abrir tierras protegidas de selva tropical a la agroindustria y la minería. Bolsonaro se ha enfrentado a la indignación internacional por la creciente destrucción de la Amazonía, un recurso clave en la carrera por frenar el cambio climático.

El Observatorio del Clima reveló el pasado martes que la principal agencia de protección ambiental de Brasil, Ibama, había gastado solo el 41 por ciento de su presupuesto de aplicación en 2021.

Fuente: https://phys.org, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.