La deforestación en la Amazonía brasileña alcanzó un récord para el mes de mayo de este año, dijo el instituto de investigación espacial INPE. En mayo se perdió un total de 1.180 kilómetros cuadrados de la Amazonía, lo que representa un aumento del 41% en comparación con el mismo mes de 2020. Fue el tercer mes consecutivo en el que se estableció tal récord y plantea serias dudas sobre los compromisos del presidente Jair Bolsonaro para proteger la selva tropical.

«Esto es preocupante porque mayo es el inicio de la estación seca cuando la devastación se intensifica en gran parte de la región amazónica», dijo la ONG Observatorio de Clima, que es muy crítica con la gestión ambiental del gobierno. Las cifras de deforestación han sido recopiladas por el sistema de observación satelital del INPE desde 2015. En abril se perdieron 580 kilómetros cuadrados de selva tropical.

Pérdida de miles de hectáreas de selva

Desde que llegó al poder en 2019, Bolsonaro ha promovido la comercialización de la Amazonía y describió a las ONG que intentan proteger la selva como un «cáncer». Sin embargo, recientemente se comprometió a eliminar la deforestación ilegal de Brasil para 2030, unos 10 años antes de la meta. Pero los ambientalistas acusan a su gobierno de ser ignorante e incluso de sabotear las medidas de protección ambiental.

«Lleva dos años y medio desmantelando las políticas que controlan la deforestación», dijo el Observatorio. La ONG criticó al ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, por «paralizar» el organismo de inspección del IBAMA que monitorea la deforestación.

El «liderazgo de IBAMA acaba de ser eliminado por sospechas de que estaba operando a favor de los madereros», dijo la ONG. Salles y otros miembros de su ministerio están siendo investigados por la Fiscalía por su presunta participación en la exportación de madera ilegal para ser vendida en Europa y Estados Unidos. Desde principios de año hasta el 28 de mayo, las industrias maderera y agrícola talaron unos 2.337 kilómetros cuadrados de selva amazónica.

Si el aumento de las cifras mensuales continúa en junio y julio, significaría un cuarto año récord sin precedentes (de agosto a julio) de deforestación consecutiva, dijo el Observatorio. En el último año, de agosto de 2019 a julio de 2020, se perdieron 9.216 kilómetros cuadrados, un área del tamaño de Puerto Rico y un 34 por ciento más que el año anterior.

Fuente: https://phys.org/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.