La II Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, celebrada el pasado fin de semana en Bolivia, permitió reflexionar y generar desafíos para el cuidado de la Madre Tierra, destacó la Ministra de Comunicación de esta nación andina, Marianela Paco.

Según Paco, se trata de un punto de inflexión para permitir retos camino a la transformación de la misma sociedad y al mismo tiempo para que los gobiernos puedan asumir responsabilidades y hagan su trabajo de cara a cuidar la vida.

10 octubre 2015, Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia.- El presidente Evo Morales, junto al Ministro de relaciones exteriores, Laurent Fabius y autoridades internacionales, inauguran la II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climatico y Defensa de la Madre Tierra. (Fotos: Freddy Zarco)

Justicia ambiental

Consideró que la reunión, sirvió también para llevar adelante una estrategia de los pueblos para garantizar el futuro del planeta y la humanidad. «Esa búsqueda de equilibrio para el bienestar de la humanidad en armonía con la Madre Tierra en definitiva es un gran desafío», remarcó la ministra.

En la clausura de la conferencia presidente ecuatoriano Rafael Correa advirtió que solo con justicia ambiental se resolverán los grandes problemas generados por el cambio climático y remarcó que ello ocurrirá «cuando los grandes contaminadores se vean obligados a compensar por sus acciones». El mandatario ecuatoriano destacó que «el capitalismo salvaje no va a poder solucionar los problemas ambientales, como tampoco pudo hacerlo, dijo, el socialismo tradicional, que no disputó la noción de desarrollo con el capitalismo».

Correa, recordó que en los últimos cincuenta años se han multiplicado las emisiones de dióxido de carbono (CO2), y aclaró que mientras más ingresos, más emisiones del referido gas. También recalcó que «el efecto consumo domina al efecto eficiencia. Pese a ser más eficiente en el consumo de energía, un habitante de un país rico emite 38 veces más CO2 que un habitante de un país pobre».

10 octubre 2015, Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia.- El presidente Evo Morales, junto al Ministro de relaciones exteriores, Laurent Fabius y autoridades internacionales, inauguran la II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climatico y Defensa de la Madre Tierra. (Fotos: Freddy Zarco)

Responsabilidad global

Todos somos responsables, pero hay algunos más responsables porque están destruyendo el único planeta que tenemos, insistió. En Ecuador, la mayor fuerte de contaminación del agua dulce son las aguas residuales de las ciudades y para solucionar el problema se necesitan grandes sumas, que muchas veces no tenemos, admitió el presidente, quien recordó que como países pobres necesitamos recursos para cuidar el medio ambiente, porque también la pobreza puede afectarlo, aunque no en la medida en que lo hace la opulencia.

Los países pobres también tenemos una gran brecha en cuanto a ciencia y tecnología, pero las desigualdades se manifiestan más en el calentamiento global, donde los más pobres son los más afectados, entre ellos los países africanos. Debemos caminar hacia una declaración universal de los derechos de la naturaleza y el primer derecho es que pueda seguir existiendo y seguir aportando a la vida. Y debe ser una idea fuerza para evitar ciertos sentimentalismos, porque el ser humano no es lo único importante en la naturaleza, enfatizó.

Por su parte su homólogo Nicolás Maduro, instó a hacer de la Cumbre Climática de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-21) en París, la reunión de los movimientos sociales movilizados para defender la vida de la Madre Tierra. «Nuestro compromiso es llevar adelante sus propuestas a la Cumbre de París, de aquí saldrá la voz de las masas, de los pueblos indígenas, de los movimientos sociales para exigir a los países industrializados, a las oligarquías, al sistema económico de consumo, la construcción de un nuevo orden universal, limpio, transparente y para beneficio de todos por igual», remarcó.

cumbreclimaticapueblos6

Compromiso de palabra pero no de acción

Maduro remarcó que en la referida cumbre no se aceptarán más mentiras, porque «estamos cansados de escuchar muchas promesas de inversiones millonarias pero observamos poca acción y resultados, cero».

Criticó el comportamiento de las naciones poderosas en relación con el cuidado del hogar común de la humanidad y precisó que siempre olvidan sus compromisos de crear fondos para la preservación de la vida en la Tierra. «Solo el pueblo salva al pueblo», dijo el jefe de Estado venezolano al exhortar a la unidad en aras de alcanzar metas comunes. Además, propuso realizar una campaña global para crear conciencia sobre las secuelas del cambio climático.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.