[dropcap]C[/dropcap]on ayuda de la filial del Fondo Mundial de Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), Rusia creará este año otros tres parques nacionales y una reserva de la biosfera para preservar complejos naturales y monumentos de la cultura nacional.

El proyecto llamado Beringiya se ubica en la península de Chukotka y está orientado a la conservación de monumentos de la antigua cultura de los pueblos originarios esquimales y chukchi, y ejemplares de la fauna como el oso blanco polar, ovejas de la nieve y la morsa del pacífico. Posee numerosas fuentes termales y paisajes únicos.

 photo osos_zpsda46d0c0.jpg

Protección de especies vulnerables

La creación del parque nacional Onezhkoye Pomorie contribuirá a la preservación de complejos naturales en la península de Onega, y del modo de vida tradicional de los habitantes de la costa del Mar Blanco (pomory), expuso Oleg Sutkaitis, jefe de la filial Mar de Barents, de la WWF, en Rusia.

Otro proyecto de tal envergadura está previsto en las islas Shantarskiye, situadas frente a las costas siberianas, y bañadas por las aguas del mar de Ojotsk, donde habitan especies amenazadas como el buho pescador de Blakiston, águila pescadora, la cigüeña negra y el somormujo.

 photo morza_zps75955162.jpg

Son parte también del hábitat isleño el oso pardo de Kamchatka, la marta cibelina, la nutria, el cuellinegro y el halcón gerifalde. La futura reserva natural de Ingermanland, en la provincia de Leningrado, será un sitio importante para la estancia de aves migratorias (más de 150 especies), que anidan en el norte de Rusia.

En todo el territorio de la Federación existen 102 reservas, 42 parques nacionales, y más de 12 mil parques naturales y monumentos bajo protección del gobierno federal y de las administraciones regionales.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.