La descomposición en azúcares fermentables de materias primas no alimentarias, como la paja y plantas leñosas, permitió liberar suproductos tóxicos para la levadura y producir biocombustibles, informó este lunes una publicación científica.

Un equipo de científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) desarrolló un método que eludió esa toxicidad y transformar las cepas del material vegetal leñoso ‘celulósico’ en otros productos químicos como bioplásticos, confirmó un estudio divulgado por la revista científica Sience Advances.

Enzimas naturales

El procedimiento consistió en diseñar levadura para convertir los aldehídos del subproducto celulósico en alcoholes, lo que les permitió aprovechar la estrategia de tolerancia al alcohol presente y probar varias enzimas naturales que realizan esta reacción e identificar el mejor funcionamiento.

Demostró altos rendimientos de etanol con cinco tipos diferentes de materias primas, entre ellas pasto varilla, paja de trigo y rastrojo de maíz (las hojas, tallos y cáscaras que quedan después de la cosecha del maíz), precisó la publicación.

Felix Lam, investigador asociado al MIT y autor principal de la investigación, destacó el hallazgo que busca abrir las materias primas de celulosa a casi cualquier producto y aprovechar la gran abundancia que ofrece ese biopolímero compuesto.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/i, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.