Comentario del Capitán Paul Watson

Una de las diferencias entre las operaciones para la protección de las tortugas marinas de Sea Shepherd y otras operaciones es que Sea Shepherd no negocia con furtivos. Y esto está creando varias polémicas, por no decir enfados con Sea Shepherd, no solo por parte de los furtivos de tortugas sino por parte de otros conservacionistas de tortugas.

Parece que hubieran “reglas” anteriores a nuestra llegada. Reglas como que si los furtivos ven un nido de tortuga primero entonces se quedan con los huevos. El razonamiento es que los furtivos no se meterán con la gente que intenta proteger los huevos si los defensores de las tortugas encuentran el nido primero.

jairomora3

Jairo Mora Sandoval. Activista asesinado por furtivos.

La conservación de las tortugas no es una búsqueda del tesoro. Los furtivos son ilegales y no tenemos intención de negociar con los asesinos de tortugas. Hace poco, los voluntarios de la Operación Jairo rodearon a un furtivo que estaba atacando un nido de tortuga baula. El furtivo esperaba que lo dejaran en paz para llevar a cabo su mortal robo porque, después de todo, había encontrado el nido primero.

Antes del 31 de mayo de 2013, Jairo Mora Sandoval respetó a regañadientes las reglas con el fin de salvar tantas tortugas como fuera posible. Su recompensa fue ser asesinado brutalmente por los matones narcofurtivos.

Hay quienes defienden a los furtivos de tortugas citando el hecho de que muchos son pobres. Sin embargo la pobreza no puede ser una justificación para la actividad criminal o para contribuir a la extinción de una especie. Esta línea de argumentación sería como decir que la gente pobre debería poder robar bancos, secuestrar a turistas para obtener rescates o robar a la gente en las calles. No hay ninguna diferencia entre estos delitos y la caza furtiva de tortugas.

jairomora4

Cuando nuestros detractores dicen “No se pueden cambiar las reglas,” mi respuesta es que las reglas se cambiaron el día en que Jairo fue asesinado. Sea Shepherd nunca estuvo de acuerdo con esas reglas y estoy seguro de que las tortugas tampoco las aceptan.

Los furtivos rompen las reglas, no tienen derecho a inventar su propia regla alternativa para eludir la ley de conservación. Necesitamos redoblar nuestros esfuerzos globalmente para proteger y defender todas las playas del mundo donde se masacra a las tortugas y se roba sus huevos. Matar a una tortuga amenazada de extinción y robar sus huevos es un crimen contra la naturaleza, contra el futuro y un crimen contra la humanidad. No existe ningún tipo de justificación.

La pobreza está aumentando debido a la limitación de los recursos naturales y el continuo crecimiento de la población humana. Justificar la caza furtiva debido a la pobreza solo servirá para erradicar la población mundial de tortugas y disminuir la capacidad de todo el ecosistema para sustentar la vida, de cualquier tipo, incluida la vida humana.

Fuente: Sea Shepherd

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.