[dropcap]P[/dropcap]ese a la mala fama que le han construido el cine y algunos documentales, los tiburones son defendidos por el gobierno costaricense, que promulgó recientemente la «tolerancia cero» a la pesca y mutilación de los escualos.

El decreto ejecutivo fue firmado por la presidenta Laura Chinchilla en la Playa Manuel Antonio, al sur del país. El documento prohíbe el aleteo de tiburón, y la importación de los productos sujetos a esa práctica.

En contra del aleteo

Se denomina aleteo de tiburones (del inglés shark finning) a la práctica pesquera que consiste en atrapar tiburones, cortarles sus aletas y devolverlos mutilados al mar, donde inevitablemente mueren por asfixia al no poder nadar y conseguir la circulación de agua por sus branquias, desangrados o devorados por otros peces.

[quote]La presidenta de Costa Rica dijo que la decisión obedece a criterios ambientales, pero también a aspectos económicos y sociales. El aleteo «es una práctica que Costa Rica no acepta y queremos enviar una señal clara de nuestro repudio a este tipo de actividades», afirmó la mandataria.
 [/quote]

Las poblaciones de tiburones son migratorias y están amenazadas en muchos sitios.

Fuente: ANSA, Agencias

¿Y como quedará la situación de Paul Watson ante tanta maravilla conservacionista en Costa Rica?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.