[dropcap]L[/dropcap]os países industrializados frenan las negociaciones en Doha por la negativa a cumplir sus compromisos financieros para ayudar a los países del sur a adaptarse al cambio climático.

A 1 día de clausura de la XVIII Conferencia de las Partes de la Convención Marco (COP 18) de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el camino para llegar a un acuerdo legalmente vinculante parece imposible, al menos en Doha.

Se repite la historia

Las naciones industrializadas solicitan 60 mil millones de dólares hasta 2015 para asegurar una transición entre una ayuda urgente acordada en la COP de Copenhague en 2009. De esa cifra 30 mil millones debían ser entregados en el período 2010-2012 y para 2020 deben encontrarse en el Fondo Verde para el Clima, 100 mil millones.

El negociador europeo, Pete Betts, dijo que en Europa los tiempos son duros para las finanzas y que no se podían comprometer para el 2015. Por su parte, el negociador de Estados Unidos, Jonathan Pershing, fue mucho más tajante: «Si la cuestión es saber si habrá anuncios aquí sobre nuevas promesas, no es la cuestión adecuada».

[quote]»Queremos ver el dinero encima de la mesa antes de irnos», dijo el negociador de Gambia, Ousman Jarju, quien representa a los países pobres. Los efectos del cambio climático se hacen sentir más que las negociaciones y afectan a los países árabes como Qatar y a los de Africa del Norte.[/quote]

Aumento de la temperatura

Según un informe del Banco Mundial difundido en Doha, las temperaturas promedio en esas regiones se incrementarán en tres por ciento para el 2050.

Esa región que cuenta con la menor cantidad de agua dulce del mundo verá mermada aún más sus suministros que se reducirán en 10% para el 2050 y la demanda de agua potable se incrementará en un 60%.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.