Como su nombre lo dice, el vórtice polar es un fenómeno que se da en el Polo Norte, pero a veces sus efectos se sienten más al sur de lo normal.

Ocasionalmente, un vórtice polar puede distorsionarse y serpentear mucho más al sur de lo normal. El fenómeno llegó a ser ampliamente conocido por los canadienses y estadounidenses durante un período particularmente frío en 2014, cuando los medios comenzaron a usar el término “vórtice polar”. También fue un factor en el “ciclón bomba” que azotó la costa este de los EE.UU. el año pasado.

Factor primordial

Esta vez, el vórtice polar se ha roto en dos, trayendo las condiciones más frías en décadas al medio oeste de los Estados Unidos. La semana pasada, Chicago estaba apenas 10 grados más frío que la Antártida, algo que es poco usual.

Por ejemplo, en La Crosse, Wisconsin, las temperaturas bajaron a -30°C a las 5.20 am del miércoles, según el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) local, y puede ser el “registro más frío de todos los tiempos” de la oficina. Mientras tanto, AccuWeather reportó que en una estación meteorológica del Polo Sur tenía a esa hora unos -30°C.

Decenas de estudios científicos han señalado un aumento reciente en los casos en que el vórtice polar impacta fuertemente en áreas densamente pobladas. Los científicos están adquiriendo una mejor comprensión de por qué sucede esto, y muchos identifican el cambio climático como un factor primordial.

Alteración del vórtice polar

Hay algunas pruebas de que la corriente en chorro, una corriente de aire serpenteante que fluye sobre América del Norte y Europa, se está desacelerando y se está volviendo más brusca a medida que el planeta se calienta. La corriente en chorro interactúa con el vórtice polar, ayudando a llevar temperaturas más agradables y balanceadas hacia el sur.

Los científicos también señalan una compleja secuencia de eventos relacionados con el hielo marino, que está disminuyendo rápidamente en el Ártico. A medida que el hielo se retira, el manto acuático del océano que se encuentra debajo absorbe el calor del verano. Este calor se libera a la atmósfera durante el invierno, lo que provoca vientos que pueden alterar el vórtice polar.

Fuente: http://www.lr21.com.uy/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.