Comentario del Capitán Paul Watson

Restablecer las poblaciones mundiales de ballenas podría contribuir en gran medida a mitigar el cambio climático. La eliminación del 95% de las poblaciones originales de ballena azul y entre el 70 y el 95% de otras especies de ballena ha tenido consecuencias que han sido ignoradas totalmente.

ballenasargentina2

El aumento de los niveles de CO2 a la atmósfera es una causa del incremento de la acidez del mar y del calentamiento global. Y durante millones de años las ballenas han regulado las emisiones de CO2 de la forma más increíble.

Por ejemplo, la ballena azul se alimenta cada día de toneladas de krill y cada día excreta toneladas de excrementos. Esos excrementos están llenos de hierro. Estos vertidos diarios llamados columnas fecales floculantes proporcionan cada año cientos de miles de toneladas de nutrientes al fitoplancton creando floraciones de plancton, que no solo produce el 80 por ciento del oxígeno para nuestro planeta sino que también elimina el carbono.

Las ballenas son también enormes depósitos de carbono y cuando mueren, se llevan con ellas ese carbono al fondo del mar. Uno de los factores que contribuye al cambio climático es la enorme disminución de las poblaciones de ballenas, que ha resultado en una disminución de las poblaciones de plancton.

ballenasfrancas1

Así pues, una solución al cambio climático es restableciendo las poblaciones a su nivel anterior a la devastadora matanza provocada por la humanidad.

Cada especie tiene una función que desempeña dentro del ecosistema en el que vive. Las ballenas juegan un importante papel en la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y en la producción de oxígeno, mucho más importante que servidas con un poco de arroz en un bar de sushi de Tokio.

Fuente: Sea Shepherd, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.