El senador por Alianza Verde Antonio Sanguino, insistió esta semana en la importancia de la ratificación del Acuerdo de Escazú por parte del gobierno de Colombia. En tal sentido aludió a la petición de organizaciones sociales y ambientales al presidente, Iván Duque, para cumplir con su palabra de respaldar el trámite en el Congreso según informa Prensa Latina.

“El Acuerdo de Escazú es un tratado sobre derechos de acceso a la información, participación y justicia en asuntos ambientales, y es fundamental para la democracia ambiental de nuestro país y contribuye de manera esencial a la prevención y resolución pacífica de los conflictos ambientales”, señalan los firmantes.

Intereses políticos y económicos

La carta rubricada por 30 organizaciones sociales, plataformas a nivel nacional, universidades y ambientalistas, le recuerdan al jefe de Estado su compromiso asumido ante Naciones Unidas para avanzar hacia la ratificación del referido convenio.

Señalan que en las últimas audiencias públicas celebradas en el senado y la cámara de representantes del Congreso, respectivamente, diversos congresistas del partido de Gobierno (Centro Democrático) manifestaron abiertamente su rechazo al Acuerdo de Escazú.

“Estas declaraciones y manifestaciones que argumentan los parlamentarios del Centro Democrático se basan, en esencia, en la inexistente contradicción entre el desarrollo sostenible y el desarrollo económico, las cuales además han sido replicadas en medios de comunicación generando un cuestionamiento sobre la conveniencia de avanzar en este proceso”, enfatizan.

País megadiverso

Recalcan que este pacto contribuye a que el país avance en la consolidación de modelos de gobernanza democrática, apuntalados en los principios de transparencia, participación y acceso a la información.

Adoptado en Escazú, Costa Rica, en marzo de 2018, el acuerdo regional tiene por objetivo garantizar la implementación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y acceso a la justicia en asuntos ambientales.

También contempla la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible.

Colombia alberga cerca del 10 por ciento de la biodiversidad mundial, contiene cinco reservas mundiales de biósfera y es el segundo país con más biodiversidad por kilómetro cuadrado. Esas características lo convierten en una potencia mundial a nivel medioambiental y lo ubican en el Grupo de Países Megadiversos Afines del Mundo.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.