La ciudad colombiana de Cúcuta, de unos 75.000 habitantes, sufre desde ayer racionamientos de agua por la contaminación del río Pamplonita con crudo, a consecuencia de la rotura de un oleoducto debido a un derrumbe ocasionado por las lluvias.

Las autoridades municipales estudian la declaración de la alerta roja en la ciudad, capital del departamento Norte de Santander y fronterizo con Venezuela, mientras técnicos de la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) tratan de controlar el vertido, que se inició este domingo.

Agua contaminada

El crudo derramado por la rotura del oleoducto Caño Limón-Coveñas contaminó en primer lugar las aguas del arroyo Iscalá y luego las del río Pamplonita, cerca de la toma del acueducto de la ciudad, dijo a la agencia EFE una fuente de la empresa suministradora.

Las fuertes lluvias que afectan a Colombia desde comienzos de septiembre han originado derrumbes e inundaciones que han ocasionado hasta ahora 141 muertos, cerca de medio millón de damnificados y enormes daños materiales en carreteras, puentes y acueductos.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.