[dropcap]E[/dropcap]l aumento de las hectáreas de bosques arruinadas por incendios forestales -van 82 en cuatro días, cuando el año pasado fueron solo 14 en un mes- llevó a la Corporación Autónoma Regional (CAR) a activar los mecanismos de prevención en el centro de la nación neogranadina.

Los municipios más afectados hasta el momento son Cajicá, Zipaquirá, Sutatusa, La Calera y Nilo, en Cundinamarca. Según la CAR, el aumento de hectáreas dañadas es del 500% en relación con el año pasado, y en el 100% de los casos las causas son humanas. «La sequía de los suelos ha sido un factor que agudiza la situación, pero los incendios han sido causados por personas», aseguró Alfred Ballesteros, director de la CAR.

Photobucket

Aplicación de cargos penales

Como medida inmediata, ante la alerta roja por incendios forestales que declaró el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), la entidad anunció el aumento de las labores de control y vigilancia, para evitar nuevos hechos. Aunque, según informes de las autoridades, a la fecha solo se ha llevado a la justicia a una persona por su responsabilidad en uno de los incendios, en Cundinamarca, la CAR anunció la aplicación de cargos penales.

La CAR denunciará ante las autoridades penales la ocurrencia de nuevas situaciones que constituyan delitos contra el ambiente, y reiteró recomendaciones a la población para prevenir nuevos incendios.

En particular, abstenerse de usar pólvora, hacer fogatas, usar cigarrillos o fósforos en zonas forestales sensibles a un incendio; procurar no visitar zonas boscosas proclives a un siniestro y abstenerse de utilizar leña y carbón vegetal, salvo en casos excepcionales autorizados por la CAR.

Fuente: http://www.eltiempo.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.