La organización no gubernamental (ONG) Global Witness denunció esta semana los riesgos que enfrentan defensores del ambiente en diversos países, lo cual incluye el asesinato en Colombia de 25 activistas, 15 de ellos de comunidades indígenas.

El directivo de esa ONG Billy Kyte declaró al diario El Espectador que ese saldo de víctimas emergió como resultado de un trabajo de investigación de seis meses, el cual se realizó a partir de fuentes públicas y en alianzas con grupos análogas de la nación andina.

 photo indigenascolombia.jpg

Activistas indígenas, los más afectados

Kyte, radicado en San Francisco, Estados Unidos, manifestó que en todos los casos registrados en Colombia se encontró un denominador común: los grupos indígenas son uno de los más atacados por violentos.

El analista de Global Witness enumeró como las principales causas de esos hechos fatales las disputas por la tierra y las acciones de desplazamientos forzados impuestos por empresas de la industria minera y extractiva de Colombia.

 photo mineriacolombia.jpg

Esas firmas expropian tierras indígenas en sus comunidades sin realizar consultas necesarias y sin el consentimiento de sus colectivos, antes de invertir y actuar en aquellos territorios, sostuvo.

El representante de esa ONG resaltó la importancia de apoyar a los defensores del medio ambiente y saber en qué condiciones se desempeñan, con el fin de crearles mecanismos de protección, en especial a los miembros de comunidades indígenas que son atacados.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.