La extracción de petróleo por medio de la tecnología de fracturación hidráulica, más conocida por fracking, encierra enormes riesgos para el entorno en Colombia, alertaron organizaciones ambientalistas.

El servicio digital de la revista Semana publicó una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos por una organización llamada Alianza Colombiana Libre de Fracking, que integran ambientalistas, organizaciones sociales, sindicalistas y defensores de los derechos humanos y del agua.

Peligro inminente

Con ese objetivo la Agencia Nacional de Hidrocarburos anunció la futura explotación de varios bloques petroleros alrededor del páramo de Sumapaz y en el Parque Natural Chingaza, el ecosistema que suministra la mayor parte del agua que consume Bogotá.

Esa institución oficial asegura que a pesar de los riesgos que conlleva, el fracking parece ser el futuro de la industria petrolera en Colombia. Se agrega en esa dirección que el gobierno tiene dispuestos ya 43 bloques para explotar hidrocarburos, mediante esa controvertida técnica de asimilación hidráulica.

Si bien la mayor cantidad de reservas de yacimientos no convencionales está concentrada en la región del Magdalena Medio y en los Llanos Orientales, hay otros bloques destinados para fracking en la región andina central del país, precisa la misiva.

Colombia Libre de Fracking

Añade que la situación más preocupante se localiza en los alrededores de Bogotá, concretamente cerca al Parque Natural Chingaza, en donde hay al menos siete bloques disponibles para emplear fracking, sistema que posibilita aumentar la extracción de gas y crudo del subsuelo.

Se expone a su vez el peligro que representará esa tecnología de extracción para otras zonas cercanas a la capital, como son el municipio de Fusagasugá y las demarcaciones colindantes de Chía, Cajicá y Guasca. En particular, se hace énfasis en los futuros pozos previstos alrededor del páramo de Sumapaz, pues en Colombia se le considera como la más grande fábrica de agua potable del mundo en las alturas.

Las organizaciones ambientalistas, aglutinadas en la Alianza Colombia Libre de Fracking, señalaron que lo que se proponen en estos momentos es encender las alarmas en busca de una moratoria ante lo que evalúan como una amenaza para la sostenibilidad ambiental del país.

Se precisa que la alerta fue lanzada ahora, pues hasta el momento no se han firmado contratos de exploración ni explotación con utilización de esa fórmula hídrica en los bloques mencionados, donde hay existencias de petróleo.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.