La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra celebrada en Cochabamba, Bolivia, fijó una posición política sobre el calentamiento global y se ubicó al otro extremo de la Cumbre de Copenhague.

El encuentro en la capital danesa, realizado en diciembre del año pasado, estableció metas mucho más moderadas que las de la Cumbre de Cochabamba, no alcanzó acuerdos sobre la emisión de gases de efecto invernadero y, según el presidente boliviano, Evo Morales, no indagó sobre las causas del cambio climático.

En cambio, la conferencia de Cochabamba reunió a sectores sociales, activistas y ONG de todo el mundo y, luego de tres días de debate, definió ambiciosas metas para enfriar el planeta y llegó a la conclusión de que el causante del calentamiento es el sistema capitalista.

Por eso, Evo Morales, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, los dos únicos mandatarios presentes en la cita, dijeron que la solución para la crisis climática es transitar hacia el socialismo.

Pero, ¿hacia dónde van los resultados de esta conferencia? Por tratarse de un encuentro de la sociedad civil no tiene posibilidades de aplicar sus conclusiones, opina el científico boliviano Francesco Zaratti, quien cree que algunas de las metas establecidas en Cochabamba son irrealizables.

“Hay que ver esta conferencia como algo simbólico, algo ético, moral, que emerge desde los sectores menos escuchados y más golpeados por el cambio climático”, dijo Zaratti a BBC Mundo.

Una propuesta que va para Cancún

Sin embargo, la apuesta de la conferencia de Cochabamba es llevar las conclusiones a Cancún, México, a la cumbre climática mundial que se celebrará en diciembre de este año.

Precisamente por estas conclusiones, es previsible que la polarización de los países por el cambio climático se refleje también en Cancún. De hecho, Chávez convocó a los movimientos sociales a concentrarse en México para exigir a Naciones Unidas que se pronuncie sobre “el chantaje” que Estados Unidos está ejerciendo sobre los países que se niegan a adscribirse al acuerdo de Copenhague.

Hizo estas declaraciones luego de que el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, denunciara que Washington le recortó a su país US$2,5 millones por no suscribir el acuerdo de Copenhague.

De hecho, Patiño respondió que Ecuador le donará esa cantidad a EE.UU. si es capaz de adscribirse al protocolo de Kyoto. Incluso, ironizó con el asunto al sugerir el establecimiento de un fondo mundial para cooperar con EE.UU. a fin de que cumpla los convenios de Kyoto.

Propuestas de la Cumbre de Cochabamba

• Copenhague: Reconoce el objetivo científico de evitar que la temperatura global aumente más de 2 grados pero no fija una obligación cuantitativa de reducir emisiones.

• Dispone la creación de un fondo de US$30.000 millones con destino al mundo en desarrollo para el período 2010-12.

• Cochabamba: Exige a los países ricos reducir sus gases de efecto invernadero en un 50% hasta 2020.

• Demanda la creación de un fondo mundial con el 6% del presupuesto anual de los países ricos para enfrentar el cambio climático.

• Promueve un referendo mundial sobre el cambio climático en el que se preguntará si la humanidad está de acuerdo en desechar el capitalismo y si aprueba que los gastos de defensa sean usados en la defensa de la madre tierra.

• Pide un tribunal climático mundial para demandar a los países y empresas que incumplan con sus metas de reducción de emisiones.

Tribunal climático

La conferencia de Cochabamba definió, además, la necesidad de establecer un tribunal climático mundial para demandar a los países y empresas que incumplan con sus metas de reducción de emisiones. Mientras se crea este tribunal, la conferencia decidió plantear demandas ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya en contra de los países desarrollados.

Y, ¿el capitalismo será realmente el responsable de la crisis climática y el socialismo será la solución? opina el científico boliviano Francesco Zaratti que Europa del Este contaminó más que occidente y eso es una muestra de que el calentamiento global no es un asunto político.

Nuestra realidad frente al cambio climático

Los países de la cuenca del Amazonas son algunos de los más vulnerables al cambio climático. América Latina sólo es responsable del 12% de las emisiones mundiales de gases invernadero, pero es especialmente vulnerable al calentamiento global de dos grados. Esta afirmación se repitió constantemente durante la cumbre de Copenhague.

Expertos del Banco Mundial en cambio climático, aseguran que existen cuatro zonas muy expuestas al cambio climático en la región:

    1. Los países de la cuenca del Amazonas (Ecuador, Perú, Bolivia, Colombia y Brasil) podrían sufrir las consecuencias del deterioro del río (como la degradación de los bosques).

    2. Los estados que comparten los Andes, como Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú o Bolivia padecerán el calentamiento de la cordillera.

    3. En la región del Caribe, en particular las islas pequeñas y las zonas costeras se verán afectadas por el aumento del nivel del mar y por el colapso prematuro del ecosistema de los arrecifes de coral.

    4. Muchos de los países en el corredor de los huracanes de América Central (Honduras, Nicaragua, Belize, México) quedarán expuestos a la intensificación de fenómenos meteorológicos extremos.

Fuente: BBC Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.