A continuación presentamos la segunda parte de algunos de los elementos esenciales del proceso de negociaciones internacionales que tendrán lugar en la ciudad mexicana (del 29 de noviembre al 10 de diciembre, aunque no será hasta el día 6 cuando acudan los principales líderes políticos).

¿Por qué China es tan importante?

El gigante asiático es el mayor productor de carbón y el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo (24 por ciento del total en 2009). El pasado año, sus gases contaminantes crecieron un 9% (las de EEUU -el segundo país emisor del mundo- bajaron un 7% en ese mismo año).

Su rápido y fuerte ritmo de crecimiento económico para los próximos años, con la consecuente emisión de gases invernadero, puede hacer peligrar el esfuerzo del resto de los Estados que tienen como base el Protocolo de Kioto para contrarrestar el cambio climático.

Pero China también quiere una oportunidad para alcanzar su pleno desarrollo industrial, igual que la tuvieron Estados Unidos o Europa. Exige, además, que los países ricos en su conjunto y como objetivo a medio plazo disminuyan en 2020 sus emisiones por lo menos hasta un 40% (respecto a los niveles de 1990).

Riesgos para el planeta de no hacer algo

La emisión de los gases de efecto invernadero causarán, según las predicciones, un aumento de la temperatura media del planeta entre 1,8 y 4 grados en el presente siglo. Los pronósticos más pesimistas apuntan a subidas de hasta 6,1 grados.

El cambio climático puede afectar al acceso al agua potable. Más de mil millones de personas carecen de agua y se espera que su número se duplique para 2025 debido al aumento de las sequías.

Los expertos apuntan que el nivel global de producción agraria se mantendrá dentro de las expectativas en los próximos cien años, pero a escala regional el impacto del aumento de las temperaturas en este sector será más fuerte.

El fenómeno puede alterar la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas. Algunos de sus efectos son la deforestación, la alteración de las rutas migratorias y cambios en los patrones reproductivos.

Se teme que los bosques dejen de funcionar como sumideros de carbono; los arrecifes de coral mueran por calor y los glaciares, ecosistemas polares y alpinos desaparezcan.

Puede derivar en un aumento del riesgo de contraer enfermedades como la malaria, el dengue, fiebre amarilla o encefalitis.

Durante el último siglo, el nivel medio del mar subió de 10 a 25 centímetros, se cree que debido al aumento de las temperaturas. El informe del IPCC augura un incremento de 18 a 59 centímetros para el 2100, cinco veces más rápido que en los últimos cien años.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.